Los tres 'zulos' de ETA hallados desde ayer sumaban casi 40 kilos de explosivos

La Ertzaintza da por desmantelado el arsenal del comando.- Uno de los terroristas arrestados lleva a los agentes hasta la zona

El comando desarticulado por la Ertzaintza esta semana, en la mayor operación contra ETA en los últimos nueve años de la policía vasca, acumulaba en los tres zulos localizados desde este jueves casi 40 kilos de material explosivo, así como todos los componentes necesarios para preparar artefactos explosivos, según han informado el departamento de Interior del Gobierno vasco. Con los dos zulos hallados este viernes en las proximidades de Ondarroa (Vizcaya), que se suman a un tercero encontrado ayer en la misma zona, la Ertzaintza da por desmantelado el arsenal del comando.

A lo largo del día, agentes de la Erzaintza se han incautado de un importante número de componentes para la fabricación de artefactos explosivos, incluidos detonadores y temporizadores, así como componentes electrónicos y recipientes que hubieran permitido al comando preparar varios artefactos explosivos, informa el departamento vasco de Interior. Del zulo encontrado el jueves, los agentes extrajeron polvo de aluminio, nitrato de aluminio y nitrometano, elementos que ETA utiliza habitualmente para la fabricación de amonitol, un explosivo de gran capacidad destructiva que la banda ha empleado en muchos de sus atentados.

Más información
ETA sufre en plena reflexión interna la desvinculación de otros seis presos
Los etarras detenidos tenían 39 dosis de cocaína preparadas para vender
ETA ordenó a los últimos detenidos en el País Vasco atentar contra oleoductos y aeropuertos

En la inspección de este viernes ha participado Ibon Iparragirre Burgoa, considerado el jefe del grupo de legales desarticulado por la Ertzaintza, y a quien los agentes han escoltado para que les guiara hasta el escondite.

Por otra parte, los cinco primeros arrestados en la operación -Asier Badiola, Xeber Uribe, Ibon Iparragirre, Javier Zubizarreta y Jon Iñaki Esnaola-, detenidos durante la madrugada del pasado martes, serán puestos por la Ertzaintza a disposición de la Audiencia Nacional este sábado. Este comando etarra disponía de 39 bolsitas con cocaína preparadas ya para su venta y otras dos más con sustancias para adulterar la droga, según fuentes de la investigación.

La Ertzaintza acompañan al etarra detenido Ibon Iparraguirre para llegar hasta un zulo en Ondarroa.
La Ertzaintza acompañan al etarra detenido Ibon Iparraguirre para llegar hasta un zulo en Ondarroa.AP
Una semana después, la operación Ruedo se cierra con dos nuevos detenidos, el último un joven de Sevilla que ya está en prisión relacionado con este alijo de 220 kilos de cocaína. Entre los detenidos, el banderillero Alvaro López Azuquita, y no su hermano Armando con quien comparte apodo y profesión, lo que ha llevado a confusión. Armando cree que su hermano es inocente, pero está en prisión preventiva.Vídeo: AGENCIA ATLAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS