Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tensión entre España y Marruecos

El Parlamento Europeo cancela el debate sobre el 'caso Haidar' para no molestar a Marruecos

El líder de los socialistas alega, sin ofrecer pruebas, que el caso entrará hoy en vías de solución

El pleno del Parlamento Europeo ha dado un golpe de efecto sobre el caso Haidar al decidir por amplia mayoría retirar la prevista votación en la que se reclamaba a Marruecos que permitiera el regreso inmediato a su casa en El Aaiún de la activista saharaui Aminetu Haidar. La inesperada petición de la cancelación del debate y la votación fue instigada por el líder del grupo de los socialistas, el alemán Martin Shultz, y secundada por el de Partido Popular Europea, Joseph Daul, quien ha dejado intuir que se trata de no molestar a Marruecos con presiones políticas adicionales.

"A lo largo del día de hoy se vislumbrará una solución para la situación de Aminetu Haidar, por lo que propongo que se suprima este punto del orden del día para que no interfiera en las negociaciones diplomáticas", ha anunciado inesperadamente Shultz, quien ha añadido que "callados ayudaremos más a que votando una resolución".

La propuesta del segundo grupo parlamentario de la Eurocámara ha sido secundada en el acto por la fuerza política más nutrida, la de los populares. "Apoyo plenamente la propuesta de Martin Schulz, las negociaciones son sumamente delicadas", ha dicho el popular Daul. "Estamos intentando encontrar una solución política y hay que procurar que no se agrave la situación".

Sorpresa de los demás grupos

Fuera de esos dos grupos, el pasmo y la indignación se apoderó del resto de la Cámara. Raúl Romeva, de los verdes, decía haberse quedado "con cara de alucinado" ante lo sucedido: "Por primera vez en la historia, un país, en este caso Marruecos, tiene impunidad para marcar la agenda del Parlamento Europeo y el grupo socialista se lo permite".

Juan Fernando López Aguilar, líder de los socialistas españoles, ha intentado defenderse sin convencer. "Este parlamento sin duda expresa su solidaridad con la causa de Haidar y su persona, en estos momentos gravemente en riesgo, pero es un buen gesto apoyar la intensidad del trabajo diplomático conducido por el Gobierno de España, que es el gobierno del país donde está Haidar. Debemos evitar una resolución que pueda impedir el desarrollo de las negociaciones que están teniendo lugar". Le replicó el parlamentario de Izquierda Unida, Willy Meyer: "No es verdad que este parlamento se haya pronunciado sobre Haidar. Se iba a pronunciar hoy. Y se pretende que hoy no discutamos este asunto. Me parece una verdadera inmoralidad".

Hasta el popular José Ignacio Salafranca, uno de los negociadores de la resolución de compromiso que ayer mismo ya se calificaba de mínimos, ha tomado distancia sobre la peripecia. "Este parlamento tiene un compromiso inalienable con la defensa de los derechos humanos. Si el señor Schulz tiene información que nos la muestre". Pero Schulz sólo pudo decir: "He hablado el domingo con el ministro de Exteriores marroquí y tengo la impresión de que hoy se terminará la huelga hambre de Aminetu Haidar. Por eso necesitamos discreción".

La renuncia al debate fue aprobada por 249 votos contra 163 y 135 abstenciones. A mediodía, la verdes y la izquierda seguían intentando que hubiera discusión y votación por considerar que la medida fue tomada mediante una interpretación dudosa e interesada del reglamento.

Rabat reconoce su difícil situación ante la opinión pública

El ministro marroquí de Economía, Salaheddine Mazouar, ha reconocido que el caso de la activista saharaui saharaui coloca "en una situación difícil" a Marruecos ante su opinión pública, informa Europa Press.

Sin embargo, Mazouar ha insistido en que la situación de la activista -en huelga de hambre desde hace 32 días en el aeropuerto de Lanzarote para poder volver a El Aaiún, la ciudad de donde fue expulsada por la policía marroquí el 14 de noviembre- no es un problema de Marruecos. Ha dicho que su país "quiere dialogar", y que ha sido la activista la que ha creado el problema, manipulado luego por Argelia y el Frente Polisario, "que quiere convertir un problema humanitario en político". Mazouar se ha mostrado "seguro" de que España y Marruecos podrán "superar con inteligencia y visión compartida de futuro" el conflicto. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado que las gestiones para resolver la situación de la activista van "mejor", pero no ha dado ningún detalle sobre el contenido de las mismas.

La Administración demócrata de Estados Unidos se ha involucrado en la búsqueda de una solución para el caso, y negocia en Washington con una delegación marroquí de alto nivel, enviada por el rey Mohamed VI para encontrar una salida sin que Marruecos salga derrotado, informan Ignacio Cembrero y Miguel González.

Los dos enviados marroquíes a Washington mantuvieron reuniones el martes y ayer en el Departamento de Estado y en el Consejo Nacional de Seguridad de EE UU. El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero,se mostró ayer confiado en que "esta situación se arregle". "Nosotros vamos a resolver el problema", anunció Zapatero.

Más información