Aguirre: "Lo que ha dicho el alcalde es manifiestamente ilegal"

La presidenta madrileña critica a Gallardón por considerar que el PP puede decidir sobre la presidencia de Caja Madrid

Esté en la Puerta del Sol o en San Sebastián de los Reyes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, muestra una soberanía categórica. Este jueves se desplazó de su sede regional a un municipio del norte madrileño para celebrar su consejo de Gobierno de los jueves. Hizo un repaso de todas las inversiones para mejorar a Sanse y la calidad de vida de sus 80.000 habitantes. Un repaso amable. Los dardos fueron al Gobierno central y a los Presupuestos Generales: "Ponemos de manifiesto que hay dos grandes mentiras: ni austeridad ni gasto social. Zapatero no nos da ni un solo euro a las comunidades autónomas. Ni un solo euro se destina a sanidad o a educación", subrayó vehemente.

Más información

Y la vehemencia continuó con los dardos al titular del Ayuntamiento de Madrid, por el asunto Caja Madrid y su alusión a que el PP puede tomar decisiones sobre la presidencia de este banco. Según declaró en la Junta municipal Alberto Ruiz Gallardón, "el PP no es un partido federal. Las decisiones importantes las toma la dirección general del partido, a las que yo siempre apoyo". Gallardón se refería al enfrentamiento entre Rajoy y Aguirre por el control de la Caja.

"Lo que ha dicho el alcalde es manifiestamente ilegal y sería politizar la caja. Imponer un candidato sería politizar la Caja. Queremos que se llegue a consenso. Me encantaría llegar a un acuerdo con el alcalde, pero no es fácil", anunció Aguirre, que se refirió a su compañero de partido como "ilustre jurista".

Aguirre subrayó que va a cumplir "estrictamente la Ley de Cajas" de 1985 que "prohíbe expresamente" que ni ella misma, ni el presidente de su partido PP, Mariano Rajoy, ni el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pueden "imponer" ningún presidente en Caja Madrid.

Pero cuando le indicaban los informadores sus conocidas intenciones de promocionar como candidato a su mano derecha y vicepresidente, Ignacio González, la presidenta se zafaba de la cuestión.

Además de su reconocida habilidad con el golf, la presidenta Aguirre es hábil en el manejo de las palabras y las frases como si practicara esgrima. Cerraba todas las preguntas directas sobre el protagonismo del vicepresidente regional Ignacio González, "futuribles no se comentan", insistía. Pero luego daba pistas de sus intenciones: "González sería un excelente presidente". Y el aludido, siguiendo el juego, toreaba a su manera: "No me han ofrecido ser presidente de Caja Madrid", afirmó sonriente, y con la misma sonrisa ladeada dedicó un juego de palabras a los informadores: "Yo pienso lo que usted piensa que estoy pensando".

Lo más visto en...

Top 50