Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tanto para Ceuta, tan poco para Melilla

La inversión del Estado registra en Ceuta la mayor subida en 2010 y en Melilla la mayor caída

Ceuta y Melilla tienen casi la misma población, están enclavadas en la costa norteafricana, sus ayuntamientos están en manos del Partido Popular y se describen a sí mismas como "ciudades hermanas", pero el año próximo la inversión del Estado va a marcar diferencias entre ambas.

Pese al recorte general, la inversión del Estado en Ceuta, prevista en los presupuestos de 2010, registrará la mayor subida porcentual (32,4%) de toda España hasta alcanzar los 96,75 millones de euros. La inversión destinada a Melilla supondrá, en cambio, la mayor caída (- 27,32%) hasta reducirse a 43,26 millones.

Los ceutíes serán así los españoles que recibirán más inversión estatal per cápita (1.333 euros), un 39% más que los castellano-leoneses (961) y también por encima de los gallegos (732), de los aragoneses y extremeños (731) y de los melillenses (614). La media nacional se sitúa en 515 euros por habitante. Sólo en cinco comunidades sube, en general modestamente, la inversión pública.

Desde el ayuntamiento melillense se insinúa que el Gobierno premia al presidente ceutí por aprobar en julio la financiación autonómica socialista

La rebaja presupuestaria que sufre Melilla ha indignado a las autoridades y a la prensa local. Miguel Marín, vicepresidente de la ciudad, la califica de "ridícula" y de "castigo". Otros concejales, a los que se les llama consejeros, dan a entender que el Gobierno central ha premiado a Ceuta porque fue la única autonomía regentada por el PP que desobedeció al presidente popular Mariano Rajoy.

El presidente ceutí, Juan Vivas, acabó votando en julio a favor del nuevo modelo de financiación autonómica propuesto por el Ejecutivo socialista a lo que se negó el melillense, Juan José Imbroda.

En Ceuta, en cambio, desde las filas del PP se alaba el esfuerzo del Estado. "Hay que reconocer que el nivel de inversión apuntado es importante", señala el consejero ceutí de Hacienda Francisco Márquez. El líder local del PSOE, José Antonio Carracao, saca pecho y resalta "la capacidad de los socialistas ceutíes de ponerse al lado de nuestra tierra sea cual sea el color" de su ayuntamiento.

El fuerte incremento inversor en Ceuta se explica, en parte, por la construcción de una nueva cárcel, cuya partida alcanza los 45 millones en 2010. Gracias a ella se crearán 560 empleos directos, según el delegado del Gobierno en la ciudad, José Fernández Chacón. Pero también suben otros capítulos como las ayudas a la vivienda (13%) o las becas (15,4%).

Fernández Chacón recalca que a los 96,75 millones de inversión directa en Ceuta hay que añadir otros 41 millones procedentes de diversos organismos autónomos adscritos a varios ministerios, pero esas cantidades son más difíciles de computar.

Acusado por el PP melillense de "traicionar" a la ciudad, el delegado del Gobierno en Melilla, Gregorio Escobar, se resiste a hacer comparaciones con Ceuta e insiste en que la diferencia es coyuntural. Si en Ceuta, argumenta, no se fuese a erigir una cárcel la disparidad no sería tan acentuada. Sus detractores replican que en una economía tan pequeña, la prisión es una fuente de riqueza por los empleos que genera cuando se construye y cuando está en funcionamiento.

La mayoría del PP es tan aplastante en Ceuta que, pese a su generosidad presupuestaria, el PSOE no tiene posibilidades de conquistar el ayuntamiento. En Melilla, en cambio, fueron sólo 400 sufragios los que en las legislativas de 2008 dieron al PP la mayoría absoluta frente a la oposición integrada por los musulmanes de Coalición Por Melilla, adheridos a Izquierda Unida, y el PSOE.