Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Gamón contradice a Granados y dice que no ordenó contravigilancia

El testimonio del ex director de Seguridad de Madrid rebate también el de tres ex guardias civiles que declararon en julio

El ex director general de Seguridad de la Comunidad de Madrid Sergio Gamón ha negado ante la juez haber ordenado ninguna contravigilancia a sus subordinados. Con ello ha contradicho lo manifestado por tres ex guardias civiles, que declararon en julio pasado, y lo que ha sostenido también el propio titular de la Consejería de Interior, Francisco Granados, quien ha asegurado que se habían realizado contravigilancias no sólo al ex consejero de Justicia Alfredo Prada, sino a la propia presidenta, Esperanza Aguirre, al vicepresidente primero, Ignacio González, y a su propia persona.

Según el abogado de Gamón, Enrique Molina, el ex director general de Seguridad ha declarado que "jamás ha recibido instrucción alguna por persona que tenga responsabilidad política, ni ha impartido instrucción alguna, para averiguar datos referentes a la intimidad de las personas que eran objetivo de protección, en este caso los consejeros y la presidenta de la Comunidad".

Los partes, una "chapuza"

"La autoría de los partes no parte de la Dirección General de Seguridad ni son personas de confianza quienes datan esos papeles. Por tanto, no hay responsabilidad del director de Seguridad que en su día era Sergio Gamón", según el letrado."Los papeles no son propios de una persona instruida en una Academia de Policía, sino una auténtica chapuza", ha añadido. En su opinión, la autoría "no parte de la Dirección General, no son las personas, asesores de confianza, quienes redactan esos papeles, y por supuesto no existe responsabilidad ninguna por parte del director".

De acuerdo con el testimonio de Granados, los días 27 y 28 de mayo de 2008 Gamón, y sus asesores rodearan la sede de la alcaldía de Madrid vigilando un encierro sindical en la cercana Consejería de Familia. El consejero de Interior respondía de esta forma a la información publicada por EL PAÍS en la que se acreditaba que diez de sus de sus agentes permanecieron 17 horas junto al Ayuntamiento.

Granados destituyó a Gamón en 2008 tras la desaparición de las oficinas del Campus de la Justicia un ordenador de Juan Carlos Fernández, uno de los colaboradores de Prada. Tras abandonar el departamento de Seguridad, Gamón volvió a formar parte del ejecutivo de Aguirre con nuevas responsabilidades.

La citación de Gamón se acordó tras las declaraciones de los tres ex guardias civiles, que fueron fichados en 2007 por Granados como asesores de seguridad. Durante su comparecencia, los agentes apuntaron a Gamón como el responsable del dispositivo de vigilancia contra Prada.