Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin oso y sin madroño

Trasladan la escultura para guardarla en un almacén hasta colocarla el viernes en su nueva ubicación

La escultura del oso y el madroño ha desaparecido esta mañana de la madrileña Puerta del Sol. No volverá hasta el viernes, cuando será colocada en su nueva ubicación en el inicio de la calle Alcalá, bajo el anuncio del Tío Pepe. Hasta ese día, dormirá en un almacén municipal en la Casa de Campo.

La idea del Ayuntamiento es descongestionar la calle del Carmen, dentro de la renovación de los elementos de esta emblemática plaza, que incluye también el cambio de la placa del kilómetro 0, que será sustituida por una réplica, y la reubicación de la escultura de la Mariblanca en la calle Arenal.

Decenas de curiosos han estado pendientes del traslado de la escultura, a la que han podido fotografiar en el aire mientras los operarios la montaban en un camión. Ha sido sobre las once de la mañana, cuando turistas y viandantes no han querido desaprovechar la oportunidad de ver volando al oso y el madroño.