Zapatero limita la reforma fiscal a los 400 euros, las rentas de capital y los impuestos indirectos

El presidente del Gobierno anunció este miércoles su intención de recaudar 15.000 millones de euros con la modificación de figuras impositivas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado este jueves que la subida de impuestos en la que trabaja el Gobierno y que este miércoles cifró en 15.000 millones más de recaudación extra se concentrará en la deducción en el IRPF de 400 euros, las rentas del capital y la imposición indirecta, que engloba al IVA y a los impuestos especiales sobre el alcohol, el tabaco y la gasolina. En rueda de prensa con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, con motivo de la Cumbre Hispano-Italiana, Zapatero ha indicado que el Gobierno pedirá a los ciudadanos un esfuerzo fiscal "temporal", teniendo en cuenta que la presión fiscal en España se sitúa en el 32,6% del PIB, "de las más bajas de la UE".

Más información
Zapatero celebra en Cerdeña su primera cumbre con Berlusconi
Zapatero busca 15.000 millones más
¿Deben subir los impuestos?
Berlusconi: "Soy el mejor primer ministro de Italia en sus 150 años de historia"

Según Zapatero, la "grave crisis económica" y el déficit que debe corregir España hasta 2012 -ahora se aproxima al 10% del PIB-, junto con la intención del Gobierno de no reducir el gasto social, obligan al Ejecutivo a llevar a cabo un aumento de impuestos que, en principio, se limitará a la deducción de 400 euros, introducida hace dos años, al gravamen sobre las rentas del capital, situado en el 18%, y a la imposición indirecta. El presidente no ha detallado, no obstante, cuál de los impuestos especiales sufrirá una modificación.

Unos 15.000 millones extra

Esas tres vías de reforma fiscal despejan un poco más las incógnitas no resueltas por el jefe del Ejecutivo desde que abriese la puerta a la alteración de los impuestos como medida para cubrir los gastos sociales derivados de la crisis. Durante la sesión plenaria del Congreso de los Diputados celebrada este miércoles, Zapatero anunció una "subida de la presión fiscal" por debajo del 1,5% del PIB, lo que se traduce en unos 15.000 millones de euros más de recaudación. Una cifra nada desdeñable a tenor de un precedente, la reforma fiscal del año 92 pilotada por Carlos Solchada y cuantificada en un 0,5% del PIB.

El Ejecutivo socialista aprobó en junio pasado un incremento de los impuestos especiales que gravan el tabaco y los carburantes, con los que esperan recaudar más de 2.000 millones de euros adicionales. Finalmente, Zapatero se ha comprometido a dialogar con los grupos parlamentrios sobre la reforma fiscal, y ha añadido que será en la Ley de Presupuestos de 2010 cuando se conozcan los detalles de la misma, por lo que ha solicitado respetar los tiempos y los cauces normativos, a pesar de la "ansiedad" que pueda existir al respecto.

Silvio Berlusconi saluda a Zapatero al inicio de la cumbre bilateral de ambos países, hoy en La Maddalena.
Silvio Berlusconi saluda a Zapatero al inicio de la cumbre bilateral de ambos países, hoy en La Maddalena.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS