Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Zapatero exige al PP "responsabilidad" tras las acusaciones de espionaje de Cospedal

El presidente asegura que se "prefiere quedar ahi" en su respuesta.- Blanco pide a la número dos de los populares que deje la política o pruebe lo que dice

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha referido hoy a las acusaciones del PP de que el Ejecutivo habría ordenado espiar a dirigentes de este partido y se ha limitado a pedir "sentido de la responsabilidad". "Sus dirigentes saben que afortunadamente tenemos una justicia que funciona conforme a los criterios del Estado de derecho", ha afirmado. Zapatero en una rueda de prensa en Lanzarote, donde se encuentra de vacaciones, no ha querido hacer más comentarios. "Deseo quedarme ahí", ha añadido.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró ayer que el PSOE estaba intentando "corromper la democracia persiguiendo a la oposición" y afirmó tener constancia de que desde las autoridades judiciales y policiales se estaban produciendo "escuchas telefónicas ilegales a miembros de su partido" que no tenían relación con el sumario del caso Gürtel.

Zapatero ha puesto como ejemplo la actitud del PSOE en comunidades donde no gobierna, como en Canarias. "Ejercemos el gobierno y la oposición con sentido de la responsabilidad", incluido en comunidades como Canarias donde el PSOE es "la primera fuerza" en votos, ha subrayado el presidente. Preguntado por si ha hablado sobre las declaraciones de Cospedal con el presidente del PP, Mariano Rajoy, Zapatero ha indicado que no. "Creo que está de vacaciones y lógicamente respeto su descanso", ha señalado.

Sobre el bloqueo del PP a la designación de Leire Pajín como senadora por Valencia, Zapatero ha pedido que "corrija de manera inmediata" su actitud "inasumible". Durante esta semana, la intención de los populares de examinar a Pajín para poder acceder al escaño ha desencadenado un duro cruce de acusaciones entre dirigentes de ambos partidos. El vicesecretario general del PSOE, José Blanco amenazó al PP con apartarle del resto de instituciones que requieren consenso para los nombramientos y que deben renovarse a partir de septiembre.

Denunciar o retractarse

Antes de que Zapatero se manifestara hoy, las declaraciones de Cospedal hicieron saltar ayer mismo a dirigentes del PSOE. Blanco lanzó un ultimátum de gran envergadura. "El PSOE da a la señora Dolores de Cospedal 24 horas para que presente denuncia fundamentada o abandone la vida política; una acusación de esta gravedad no la puede lanzar un dirigente político si no la sustenta en pruebas fehacientes". Ésta es la exigencia del número dos del PSOE y ministro de Fomento, en declaraciones a EL PAÍS. Blanco se dirigió a Mariano Rajoy para que abandonara "su sorprendente silencio y dé la cara".

La secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, se ha manifestado esta mañana en una entrevista en la Cadena Ser en la misma línea que Blanco. "Vamos a insistir en que Cospedal vaya a los tribunales o abandone la política", ha asegurado Valenciano, para quien el PP "se ha subido a la barricada para tapar la corrupción que les está llegando a las orejas".

En su opinión, en la medida en que nadie en el PP se desmarca de las declaraciones de Cospedal se están haciendo responsables de lo manifestado por su número dos. Para Valenciano, Cospedal se encuentra ahora en la disyuntiva de acudir a los tribunales o dejar su cargo, porque "una dirigente de un partido tan importante no puede hacer esas afirmaciones sin consecuencias".

Los sindicatos policiales niegan que los agentes hagan escuchas ilegales

Los sindicatos policiales SUP, CEP y SPP han negado hoy la participación de cualquiera de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía en escuchas telefónicas ilegales porque este tipo de intervenciones deben contar siempre con la autorización de un juez para evitar la vulneración de derechos fundamentales.

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, no descarta sin embargo que Cospedal se esté refiriendo a "los nuevos elementos tecnológicos de los que disponen los Cuerpos de Seguridad que les permiten interceptar y escuchar las conversaciones que se emiten desde los teléfonos móviles sin dejar ningún rastro" y sobre los que considera que hay "una falta absoluta de control". El portavoz de SUP no cree que "la señora De Cospedal se haya vuelto loca y haya dicho esto sin más" sino que "algún indicio tiene que tener cuando lo dice", aunque ha insistido en que los agentes de la Policía Nacional no intervienen ningún teléfono sin autorización judicial.

El secretario de organización de la Confederación Española de Policía (CEP), Lorenzo Nebrera, considera que si la dirigente del PP no denuncia esos posibles delitos en los tribunales, "lo que está haciendo es sembrar de dudas en la sociedad española la labor de más de 61.000 funcionarios de Policía". "Si ella tiene conocimiento de que una persona, un agente o un inspector de policía" está haciendo esas escuchas, que "lo ponga en conocimiento de la autoridad judicial porque nosotros somos los más interesados en que se aclare", ha insistido Nebrera al dudar de que alguno de esos funcionarios, "por los que pongo la mano en el fuego", haya hecho escuchas ilegales.

En esta misma línea se ha pronunciado el vicepresidente del Sindicato Profesional de Policía (SPP), José Manuel García Catalá, que ha manifestado estar "absolutamente convencido de que el Cuerpo Nacional de Policía no ha tenido ninguna intervención en este asunto, y todas las intervenciones telefónicas que realiza la Policía están sometidas a una autorización judicial".

Más información