Julián Lago será incinerado la próxima semana

Se retrasa por diferencias entre el tanatorio y la aseguradora

Los restos del periodista español Julián Lago, que falleció el pasado lunes en un hospital de Asunción, serán incinerados el viernes de la próxima semana y sus cenizas serán trasladadas a España la semana siguiente. El cónsul español en Asunción, Alberto Cerezo, ha explicado que los restos del periodista se encuentran en una funeraria de Asunción, con la que trabaja habitualmente la Embajada, y que no podrán ser incinerados este viernes, como estaba previsto.

Cerezo ha agregado que en el tanatorio sólo incineran los viernes y que exigieron el pago por adelantado, del que se hace cargo un seguro, que no podrá efectuar el pago hasta la próxima semana, por lo que los restos del periodista seguirán en la funeraria. El cónsul ha ratificado que la decisión de incinerar los restos y repatriar sus cenizas a España ha sido tomada por los hijos de Lago, y que la joven compañera paraguaya de Lago, Yolanda Franco, no se opuso.

Más información

Lago, que tenía 63 años, murió de una parada cardiorrespiratoria en el Centro Médico Bautista de Asunción, donde permaneció 81 días en estado de coma tras ser atropellado por una motocicleta en Coronel Oviedo, a 120 kilómetros de la capital paraguaya. La muerte de Lago se produjo una semana después de que el centro médico informara de una leve mejoría del periodista dentro de su estado de gravedad, que le permitía ser trasladado a España con los cuidados pertinentes.

Sus familiares habían manejado la posibilidad de trasladarlo, a mediados de julio pasado, en un avión ambulancia que sufrió averías antes de viajar a Paraguay. Lago residía desde finales de 2008 en la localidad de Simón Bolívar, al norte de Coronel Oviedo, donde se había afincado con su pareja paraguaya, para alejarse de "la farándula del mundo periodístico" tal y como dijo unos días antes de abandonar España.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50