Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps elude pronunciarse sobre las grabaciones

El presidente valenciano califica de "montaje" su implicación en el 'caso Gürtel'.- Rajoy expresa su confianza en Camps tras publicarse sus conversaciones con El Bigotes

La procesión fue la mañana de este jueves por fuera y por dentro para Francisco Camps, presidente de la Generalitat valenciana. El mismo día en el que EL PAÍS publicaba conversaciones grabadas en la investigación del caso Gürtel en las que se refleja la fuerte amistad de Camps con Álvaro Pérez, El Bigotes, presunto jefe en Valencia de la trama corrupta ligada al PP, el presidente participaba en la tradicional romería de la Santa Faz de Alicante. Con semblante serio pero tranquilo y rodeado de numerosos cargos públicos del PP, Camps culminó, ataviado con el típico vestuario de romero (blusón negro, pañuelo y caña en mano), el recorrido desde el centro de Alicante hasta el monasterio. Tras la misa que puso colofón a la peregrinación, el presidente valenciano atendió a los periodistas pero eludió pronunciarse sobre las grabaciones y tan sólo enfatizó, por segunda vez en 24 horas, que "es un montaje y todo es mentira", en relación a su implicación en el caso Gürtel.

El mandatario regional ha insistido en que el caso está bajo secreto de sumario, ha defendido que su responsabilidad es "esperar el momento de decir lo que tengo que decir en el lugar que corresponde" y se ha mostrado convencido de que "la verdad, si Dios quiere, será lo que pronto sabrá todo el mundo".

Rajoy: Nadie se vende por tres trajes

Rajoy ha asegurado en declaraciones a TV-3 que tiene "plena confianza en el presidente de la Generalitat Valenciana". Sin dar lugar a la duda o al matiz el líder popular ha dicho de Camps que "es una persona absolutamente honesta".

Sobre los posibles sobornos del presidente valenciano, Rajoy sostiene que Camps "no ha recibido ningún traje". Es más, y para tratar de reducir la carga de la acusación, Mariano Rajoy duda de ésta. "Afecta a la inteligencia pensar que alguien se vaya a vender por tres trajes", ha remachado el presidente del Partido Popular. Para Rajoy, ahora, "lo importante es que la Justicia lo aclare todo" y así "no estar durante meses o años enredados hablando de unos trajes".

La actitud de Rajoy, está en Barcelona por la festividad de Sant Jordi, ha sido muy diferente durante la mañana cuando, rodeado por unos 80 periodistas, solo ha respondido a preguntas sobre su vista a la capital catalana. Cuando se le ha inquirido por qué Camps ha mantenido esa amistad que reflejan las conversaciones con uno de los responsables de una red que el propio Rajoy expulsó, el líder del PP ha respondido lacónico: "Mantengo mi confianza en el presidente Camps".

Desde que estalló el escándalo por la red de corrupción liderada por Francisco Correa y que ha implicado a altos cargos del PP, la sede nacional del partido en Génova solo ha censurado a los imputados por el juez instructor de la causa Baltasar Garzón. Ni Camps ni su número dos en el partido en Valencia, el secretario general, Ricardo Costa, están imputados aunque su nombre aparezca en el sumario. Esto solo podría hacerlo el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV) que ha asumido ya la competencia de la causa por tratarse de aforados.

Las nuevas revelaciones incorporadas al sumario y publicadas en El PAÍS se suman a las pruebas recabadas anteriormente sobre el pago por parte de la trama corrupta de 12.000 euros en trajes de las tiendas Milano y Forever Young para el presidente valenciano.

Castedo: "Leeré lo que me interese"

Durante la peregrinación, Camps ha recibido el respaldo de sus cargos más afines, entre ellos de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo. La regidora alicantina ha despachado la grabación de las conversaciones entre El Bigotes y Camps restando credibilidad al periódico en el que han sido difundidas. "No me he enterado de la portada de El País. Hoy es el día de la romería, que EL PAÍS publique lo que le dé la gana, que yo leeré lo que me interesa", ha zanjado. Mientras, el sector contrario a las tesis de Camps (antiguos zaplanistas ahora liderados por el presidente de la Diputación José Joaquín Ripoll) han mantenido una actitud más tibia. De hecho, Ripoll y sus afines caminaban unos metros por detrás del grupo de campistas. Durante la romería no se ha ha escuchado ningún reproche desde el público como sí pasó en la celebrada en marzo en Les Canyes (Castellón) cuando un grupo de gente gritó al presidente "¡trajes para todos!".

A la popular romería alicantina también se han sumado, como es tradicional, los cargos socialistas liderados en esta ocasión por el cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, Juan Fernando López Aguilar. El candidato socialista tampoco ha obviado las últimas novedades sobre el caso Gürtel que ponen en entredicho la figura y gestión del dirigente valenciano. Pese a insistir en su respeto al proceso judicial en marcha ha lamentado la actitud del PP ante los hechos y ha echado en falta que los responsables populares no hayan dado explicaciones políticas sobre este escándalo.