Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU, "profundamente decepcionado" por la retirada de las tropas españolas de Kosovo

El presidente defiende que la decisión de irse corresponde sólo a España.- El PP pide que Defensa aclare las críticas de la OTAN porque no coinciden con la versión que se le explicó a su grupo

Tras las críticas recibidas por la OTAN, la Casa Blanca está "profundamente decepcionada" por la retirada de las tropas españolas de Kosovo anunciada este jueves. En el primer escollo con la Administración de Barack Obama, el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, ha transmitido el malestar estadounidense por la medida que abre una brecha en las nuevas relaciones entre Washington y Madrid. "Estamos profundamente decepcionados por esta decisión tomada por España", ha dicho Wood en rueda de prensa. "En 1999 (cuando se lanzó la misión de paz), los aliados de la OTAN estuvieron de acuerdo en el principio de 'juntos entramos, juntos salimos' y estamos sorprendidos por esta decisión".

Otra crítica ha venido del español Javier Solana, jefe de la diplomacia de la Unión Europea, que si bien "respeta" la medida del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha recalcado que "sería bueno que cualquier decisión sobre retiradas (de misiones militares) se tomara colectivamente en el marco de las instituciones", según informa la agencia EFE.

A pesar de las voces críticas, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dice que no se corresponden con la realidad. El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, se quejó este jueves de que recibieron la noticia sólo con un día de antelación y apuntó irónicamente que al menos lo supieron "antes que la prensa", pero el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha insistido desde Bruselas -donde participaba en la cumbre de la UE- en que la retirada era algo "lógico" y "conocido", toda vez que España no reconoce a Kosovo como estado independiente. "Nuestro papel en ese escenario perdía parte de su sentido", ha indicado el jefe del Ejecutivo, que también ha subrayado que la estabilidad ha mejorado en la zona.

Preguntado por si el anuncio ha sido unilateral, de acuerdo con lo denunciado por Scheffer, Zapatero ha respondido tajante: "La decisión es sólo de España". En su opinión, no todos los países que integran la Alianza están en las mismas operaciones ni tienen la misma participación. "España ha cumplido con creces en la estabilidad de los Balcanes", ha indicado. "La decisión se comunicó al secretario general; los aspectos formales se han cumplido escrupulosa y rigurosamente". Para el presidente, la decisión ha sido "coherente" y ha asegurado que, hasta esta mañana, no tenía constancia de críticas de otros países.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha solicitado comparecer con caracter de urgencia en el Congreso para explicar los motivos de la decisión y pedir autorización para la retirada de las tropas.

Bernardino Leon, secretario general de la presidencia de Gobierno se ha reunido este viernes en Washington con James Jones, consejero de seguridad nacional en una entrevista ya anunciada en la que Bernardino Leon ha explicado las razones de la retirada de Kosovo. Según fuentes de La Moncloa, León ha encontrado una actitud positiva en su interlocutor, quien le ha informado de la nueva estrategia de la Admnistración de Obama para Afganistán, informa Miguel González.

Una versión apuntalada

Otros dirigentes socialistas han apuntalado esta versión. "Hace muchos meses que se puso de manifiesto nuestra posición de retirarnos paulatinamente y la conocía la OTAN; se ha tomado después de trasladarla de forma razonable a los socios", ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha insistido en la misma argumentación y ha afirmado que la Alianza conocía esta posición desde hacía un año. Alonso también ha admitido en una entrevista en Onda Cero que la independencia de Kosovo, no reconocida por el Gobierno español ha sido uno de los detonantes para promover la retirada. "En esta situación, es inviable la presencia en una zona para construir un Estado que no se reconoce". Para Alonso, la nueva situación no tiene por qué alterar el encaje de España en la OTAN.

Polémica en el acuerdo

El PP ha censurado la decisión del ministerio de Defensa, no por el contenido pero sí por las formas y ha pedido al Gobierno que aclare por qué anunciaron un repliegue acordado con la OTAN, cuando esta organización ha criticado el modo en el que se ha decidido.

El secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Luis Ayllón, ha celebrado la salida de los soldados, pero ha denunciado que la versión que la ministra de Defensa, Carmen Chacón, dio a la portavoz del PP en la comisión del ramo, Beatriz Rodríguez Rodríguez Salmones, "no cuadra" con la reacción que ha generado en el seno de la Alianza. Según Ayllón, la ministra dio a entender al PP que la retirada se había hecho de acuerdo con el resto de socios de la Alianza y, por eso, ahora les "sorprenden" las críticas que se han vertido desde la OTAN. Zapatero ha respondido también desde Bruselas a estas críticas. "No voy a hacer polémica en algo en lo que estamos de acuerdo", ha afirmado.

La secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, ha criticado que el Ejecutivo haya anunciado la retirada de manera unilateral, lo que ha calificado como "propio de un Gobierno que desprecia absolutamente las instituciones internacionales". La número dos del PP considera que lo "lógico" habría sido tomar la decisión en el momento en que se declaró la independencia de Kosovo, si esa es la razón por la que se ha hecho y no "un año más tarde y sin comentar absolutamente nada con los órganos correspondientes".