31 años con una gasa en el pulmón

Indemnizado con 90.000 euros un hombre al que extirparon en 2004 uno de estos órganos por culpa de una gasa olvidada dentro de su cuerpo en 1973

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado a la Administración sanitaria a pagar 90.151 euros a T. B. P., un paciente al que hubo que extirparle un pulmón por culpa de un olvido. En una operación anterior, realizada en el madrileño hospital Gómez Ulla, los cirujanos olvidaron dentro de su cuerpo nada menos que una gasa. Y no la tuvo dentro unos meses, sino 31 años, durante los cuales sufrió numerosas enfermedades.

Más información
El SAS pagará 1.200 euros a una niña por dejarle una gasa en la garganta al operarla

La víctima, que fue representada por los servicios jurídicos de la Asociación del Defensor del Paciente, fue intervenido en dicho centro, dependiente del Ministerio de Defensa, en 1973, cuando tenía 24 años, para la extirpación de parte del pulmón izquierdo.

Tras esta intervención sufrió numerosas enfermedades hasta que el día 21 de abril de 2004, cuando tenía 55 años, se procedió a la extirpación total del mismo pulmón. En la operación, se descubrió la presencia de un fragmento de gasa que alguien había olvidado en la operación practicada 31 años antes.

Como consecuencia, el paciente padece neumonectomía izquierda completa, insuficiencia respiratoria restrictiva de tipo III, ansiedad derivada de la incapacidad física y el miedo a un posible cáncer. Todo el rosario anterior le ha provocado un trastorno neurótico por estrés postramático, además de sufrir un daño estético ligero.

Ahora la sentencia estima la relación causal entre los daños sufridos por el paciente y la deficiente actuación de los servicios sanitarios públicos. Debido a todo ello, la Sección Novena del TSJM ha estimado íntegramente el recurso interpuesto por el paciente condenando a la Administración al pago de 90.151 euros por los daños y perjuicios sufridos por el mismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS