Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un español dirigirá la célula contra la piratería en el Índico

El operativo estará comandado por el capitán de navío Andrés Breijo y dependerá directamente de Javier Solana

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobarán el lunes crear una célula de coordinación de las operaciones contra la piratería que algunos países comunitarios realizan en torno a las aguas de Somalia, la cual estará al mando de un militar español, han dicho fuentes diplomáticas. El capitán de navío Andrés Breijo será el responsable de la célula, que estará formada por otras tres personas y tendrá su base en Bruselas, han añadido las fuentes.

Esta célula tendrá como misión el intercambio de información y planeamiento de operaciones en la zona conocida como el Cuerno de África, informa Miguel González. El operativo dependerá directamente del responsable de Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, el español Javier Solana. El objetivo fijado por la UE es poner en contacto a fuerzas de seguridad, empresas y Gobiernos de la zona de cara a tener información sobre posibles amenazas y coordinar el envío de medio navales. Por el momento, España no tiene previsto enviar ningún buque o avión a la zona, aunque Defensa está abierta a tal posibilidad.

A la caza de los piratas

La célula de coordinación es la primera aportación de la Unión Europea a la aplicación de las resoluciones de las Naciones Unidas 1814 y 1816. España fue una de las impulsoras de la resolución 1816 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada el 2 de junio y por la que se autoriza a navíos de guerra extranjeros a perseguir dentro de las aguas de Somalia a embarcaciones piratas, si reciben el consentimiento de ese país.

Además, los ministros de Exteriores de la UE insistirán el lunes en la necesidad de lograr un acuerdo de paz duradero en Somalia que abarque todos los aspectos políticos, de seguridad y humanitarios. En los últimos meses se han multiplicado los ataques de piratería en aguas internacionales próximas a Somalia, que afectan tanto a buques comerciales como de recreo. España impulsó que esta cuestión se tratara en la UE tras la captura en abril pasado del atunero Playa de Bakio, aunque los incidentes de ese tipo han afectado a buques de otros países comunitarios. La complicada situación de esas aguas quedó de manifiesto ayer con el intento de ataque contra el atunero Playa de Anzoras, del mismo armador que el Playa de Bakio y que durante dos horas fue perseguido por tres lanchas de supuestos piratas.