Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pescadores cántabros piden se prohíba a los vascos faenar en su costa

El consorcio de pescadores considera injustas las restricciones a la pesca impuestas por el gobierno de Euskadi

La Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria ha solicitado hoy a su Gobierno autonómico que prohíba a los barcos del País Vasco la autorización para faenar en las aguas interiores del litoral cántabro.

La flota cántabra ha dado este paso tras conocer los argumentos que el consejero vasco de Pesca, Gonzalo Sáenz de Samaniego, expuso ante su homólogo cántabro, Jesús Oria, para justificar las restricciones que el Gobierno de Euskadi ha impuesto a los pesqueros cántabros para faenar en sus aguas interiores. Por eso, han pedido al Gobierno de Cantabria que responda a esa medida con otra similar y anule todas las autorizaciones concedidas a pesqueros del País Vasco para faenar en las aguas interiores de Cantabria hasta que se solucione el problema.

La flota de Cantabria defiende que la Ley de Pesca "recoge los derechos históricos y socieconómicos de las flotas" y expresa su deseo de que el conflicto se resuelva "por el bien" de los pescadores de ambas comunidades autónomas.

El Departamento vasco de Pesca insistió en la reunión que mantuvo el pasado día 22 con el cántabro en que las restricciones se basan en las recomendaciones científicas del instituto Azti, que ha advertido de que el caladero se halla sobreexplotado. Según el esquema establecido, la pesca de cerco comercial se podrá realizar sin restricciones durante el primer semestre del año. Sin embargo, en el segundo queda prohibida para todas las flotas, incluida la vasca, en fondos inferiores a 35 metros, es decir, en un 40% de las aguas interiores.