Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

Francia envía a prisión a los etarras Asier Eceiza y Olga Comes

Los presuntos criminales fueron detenidos el pasado viernes cerca de la ciudad francesa de Dijon

Los etarras detenidos el pasado viernes cerca de la ciudad francesa de Dijon, Asier Eceiza y Olga Comes, han ingresado en sendas prisiones francesas tras ser inculpados por diversos cargos, todos ellos agravados por el hecho de haber sido cometidos en asociación con fines terroristas. Fuentes próximas al caso han señalado que Comes, supuesta componente del comando Vizcaya de ETA, fue enviada a la prisión de Fleury-Mérogis, mientras que Eceiza, presentado como uno de los presuntos responsables del aparato militar de la banda, será confinado a Fresnes, otra cárcel de las afueras de París.

Antes de que el juez encargado de la detención de los presuntos miembros de la banda decidiera su ingreso en prisión, Laurence Le Vert, la magistrada antiterrorista de París, ha inculpado a Eceiza y a Comes por encubrir a la banda organizada, de robo a mano armada, tenencia y transporte de armas y municiones, detención y uso de documentación falsa, además de uso de matrículas falsas y delito de fuga. Esos delitos, señalan fuentes de la fiscalía, "son hechos múltiples en vinculación con una acción terrorista".

Detenidos en fuga

Eceiza y Comes fueron detenidos el viernes en Arceau, cerca de Dijon, cuando intentaban escapar después de haber sufrido un accidente con un coche robado en el que se encontró una pistola, e inmediatamente dieron sus identidades reales a los gendarmes y dijeron ser miembros de ETA.

Asier Eceiza es uno de los lugartenientes de Txeroki (jefe de los comandos de la banda) y considerado uno de los jefes del aparato militar de ETA. De 30 años, Eceiza se encontraba huido desde la desarticulación, en marzo de 2002, del comando Donosti. Está acusado de perpetrar, junto a Jon Joseba Troitiño, los atentados cometidos el 22 de julio de 2003 contra dos hoteles de Benidorm y Alicante, que causaron trece heridos, dos de ellos de gravedad. También se le sañala como el encargado de elaborar la información sobre el concejal socialista en Orio (Guipúzcoa) Juan Priede, asesinado a tiros por ETA el 21 de marzo de 2002. Anteriormente, en noviembre de 1996, y Eceiza fue detenido por actos de kale borroka y por integrar un 'grupo Y' de apoyo a ETA.

Olga Comes era una de las integrantes del comando Vizcaya, fuertemente golpeado después de que la Guardia Civil detuviera a siete de sus presuntos integrantes en un operativo llevado a cabo la madrugada del 22 de mayo. Las autoridades han estudiado su posible participación de los seguimientos al concejal del PSE en Eibar Benjamín Atutxa entre los meses de septiembre y diciembre de 2007. Comes compartía un chalé de la localidad de Montmançon, a diez kilómetros de donde fue detenida, con otros tres presuntos miembros de ETA.