Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar da su apoyo "responsable" a Rajoy y le pide que no deje "a nadie por el camino"

El ex presidente del Gobierno dice que el PP está en el centro desde hace "muchos años" y no debe "avergonzarse de nada".- Aznar asegura que San Gil y Ortega Lara deben seguir en el partido

Lleno el plenario hasta la bandera (caben más de 7.000 personas), con compromisarios repartidos entre asientos, pasillos y puerta principal del pabellón, el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, ha vuelto a ser el dirigente que más expectación ha reunido entre la militancia del PP. Aznar ha expresado su apoyo "responsable" al líder del PP, Mariano Rajoy, y le ha pedido que apueste por la integración en el partido. "No nos equivoquemos sobre el sentido de la renovación, nadie debe quedar por el camino", ha afirmado Aznar durante su discurso en el Congreso Nacional del Partido Popular en Valencia.

Aznar, quien se ha definido como "un disciplinado militante que no aspira a nada, que no pide nada y que no juega a nada", ha abierto su esperada intervención con un recuerdo a dos "compañeros excepcionales", la dirigente vasca María San Gil, y el funcionario de prisiones José María Ortega Lara. "Sin ellos el PP no habría sobrevivido ni sería lo que es". Aznar ha manifestado que tiene una "deuda de afecto" con Ortega Lara y San Gil, así como "una deuda impagable de agradecimiento" en el Partido Popular, del que "deben seguir formando parte".

A continuación, Aznar ha recordado que, para fraguar su éxito, en 1996 el PP gobernó "con diálogo y acuerdos, pero primero se ganaron las elecciones, por ese orden". Sobre la línea ideológica del PP, el presidente de honor ha señalado que "nadie" les tiene que enseñar "el camino al centro". "Estamos en el centro desde hace muchos años, como poco desde 1989". Aznar ha asegurado que los populares no tienen que "avergonzarse de nada". "Al contrario. Si nos hubiéramos avergonzado, hoy estaríamos echando el cierre al Partido Popular".

"¿Qué sentido tendría renunciar a un proyecto de éxito y solvente como el nuestro?", se ha preguntado el presidente de honor hasta en dos ocasiones. Para Aznar, el PP tiene que ser "el partido en el que confíe la mayoría de los españoles, no el partido que gustaría a nuestros adversarios" y convertirse en una "alternativa creíble frente al socialismo, no una alternativa a nosotros mismos".

Reconocimiento a Zaplana y Acebes

Aznar ha tenido palabras de especial reconocimiento para la labor desempeñada en los últimos años por Eduardo Zaplana y Ángel Acebes y ha expresado su "apoyo responsable" a Rajoy, quien tiene ante sí "una gran responsabilidad" y necesita "la ayuda de todos". "Siempre he creído que un partido grande no puede ser nunca el proyecto personal de nadie, por eso renuncié voluntariamente a la presidencia del partido". "No ganaremos si pensamos que podemos ignorar a los que no nos votan", ha señalado Aznar.

"El mejor presidente del Gobierno"

Aznar, que ha visto adelantado su discurso a la víspera del cierre del congreso, ha intervenido en el plenario -al que podían acceder todos los compromisarios del cónclave- después del presidente fundador, Manuel Fraga, que si bien sigue siendo referencia entre los populares, sus palabras no despiertan el mismo entusiasmo que su sucesor. Y muestra de ello es que, durante el discurso del ex presidente de la Xunta de Galicia, los pasillos del plenario estaban libre para el paso y muchos de los que preferían seguir sus palabras de pie departían libremente sin prestar atención.

Otra cosa fue la subida al púlpito de Aznar presentado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, como el "mejor presidente del Gobierno" de la democracia. Silencio, chisteos entre el público para hacer callar a los charlatanes y mucha emoción en los militantes expectantes ante el gélido saludo que dedicó ayer el ex jefe del Ejecutivo a Rajoy. Esta vez, entre los rumores de aprobación de los presentes, Aznar ha tendido la mano con más empeño a su sucesor en el liderazgo del PP y ha dejado a los asistente más tranquilos que en la primera jornada del congreso

Un discurso difícil

Al término del discurso de Aznar, algunos miembros del partido han hecho las primeras valoraciones. "Ha sido un discurso muy difícil, pero muchos militantes se han sentido reconfortados", ha afirmado Francisco Álvarez Cascos. Para el presidente fundador, Manuel Fraga, el discurso de Aznar ha sido "bueno y oportuno". El secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, lo ha definido como un discurso que se ajusta a lo que pienza la mayoría".

El saludo a Rajoy

La relación entre Aznar y Rajoy, tras el frío saludo que se dieron ayer en el XVI Congreso Nacional del PP, había centrado la atención de la segunda jornada hasta la intervención de Aznar. Fraga ha manifestado en una entrevista en la Cadena SER que el saludo que ayer le dispensó Aznar a Rajoy fue "el apropiado al momento" y el que dio le a él "no fue frío en modo alguno".

El dirigente popular ha explicado que, en su caso, que estuvieron hablando "todo el tiempo" durante el acto y que, además, ambos habían almorzado "hacía poco tiempo", de ahí que insistiese en que "es mentira lo que se ha dicho sobre la entrada de Aznar". "En mi caso puedo certificar que en modo alguno", ha alegado Fraga, para quien un desaire no hubiera tenido sentido porque él mismo le dio paso "generosamente" para que se convirtiera en su sucesor al frente del partido.

Posteriormente, Fraga ha asegurado durante su intervención ante los compromisarios que con la "nueva página" abierta por Rajoy, en el partido ahora "hay sitio para todos". Fraga ha indicado que el PP debe seguir siendo un partido "de centro reformista" que huya de "la extrema derecha". "Tenemos que aceptar los cambios de la sociedad" ha dicho Fraga, una labor necesaria para que "sin extremismos" y "desde el centro reformista" el partido pueda ofrecer "soluciones" a la sociedad española.

Aguirre: "Un discurso extraordinario"

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha calificado de "extraordinario" el discurso pronunciado hoy por Aznar en el Congreso nacional del PP, del que ha subrayado la referencia del ex presidente a lo que "tiene que ser el partido que quieren los españoles y no el que quieren nuestros adversarios". Aguirre ha destacado esta parte de la intervención de Aznar que "todos hemos aplaudido puestos en pié" y ha dicho que esta recomendaciones del presidente de honor del partido son las que se aplican en la Comunidad de Madrid y las que cree que deben aplicarse en toda España. "Por hacernos simpáticos a nuestros adversarios, por no criticar al Gobierno y por no defender nuestros principios y valores, jamás nos van a apoyar lo españoles o la mayoría de ellos", ha señalado la presidenta madrileña tras escuchar a Aznar.

Más información