Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pescadores de bajura acuerdan finalizar el paro

La decisión llega tras ofrecer el Gobierno 19 millones de euros a los marineros por el precio del carburante.- Batalla campal entre policías y pescadores ante el Parlamento gallego

Los hombres de la mar volverán mañana jueves a faenar. Después de tres días de paro y protestas en la calle, los marineros de la flota de bajura han decidido poner fin a la huelga en protesta por el elevado precio del carburante. La Federación Nacional de Cofradías de Pescadores ha decidido esta tarde acabar con el paro, según ha declarado su presidente, Genaro Amigo, tras la reunión con el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, quien ofreció a los pescadores 19 millones de euros como ayudas para compensar las pérdidas por el incremento del precio del combustible.

A pesar de que el paro ha finalizado, la Federación -que representa a 225 organizaciones de todo el país- ha insistido en que seguirá negociando con el Gobierno. De hecho, los marineros de las cofradías de Andalucía, Cantabria y Lugo votarán mañana jueves si aceptan el acuerdo.

Con la ayuda pactada, el Gobierno se propone completar así los 30.000 euros por empresa permitidos en concepto de ayudas de mínimos, según está estipulado en el acuerdo comunitario de 2005. Además, Fragueiro ha propuesto la reducción de la tarifa T4 -impuesto que se aplica a la venta de las capturas- en los puertos competencia del Estado, una medida que ha valorado en 7,5 millones de euros. En el caso de los puertos que no son de interés general del Estado, Fragueiro ha asegurado que también se conseguirá una reducción de esta tarifa, y ha explicado que en el caso de Galicia sería del 100% durante seis meses y en los de Andalucía, del 50% durante 12 meses.

En el paquete de medidas para combatir la crisis del sector se encuentran también la creación de una etiqueta identificadora de las capturas españolas, independientemente del lugar en el que se haya faenado.

Enfrentamientos ante la Cámara gallega

El acuerdo de esta tarde se ha visto precedida por el enfrentamiento entre pescadores y policías frente al Parlamento gallego, en Santiago. Unos 200 marineros y armadores intentaron esta mañana acceder por la fuerza al Parlamento gallego, lo que derivó en una batalla campal entre manifestantes y policías. Un agente y un pescador resultaron contusionados y dos de los participantes en la protesta fueron detenidos, aunque quedaron en libertad poco después. Los marineros lanzaron bengalas y botes de humo desde la calle al recinto exterior del edificio de la Cámara autonómica, protegido por una verja que los manifestantes no lograron sobrepasar debido a la intervención de la policía que custodia los accesos.

Los marineros ya habían provocado incidentes desde primera hora de la mañana en el centro de Santiago, frente al Parlamento, adonde acudieron para expresar su protesta coincidiendo con la celebración del Pleno de la Cámara. Allí cortaron el tráfico y provocaron un gran atasco. Un grupo de marineros pudo asistir a la sesión parlamentaria invitados por el PP. Antes de entrar, la policía les incautó varias bengalas. El grupo que asistió al pleno no provocó incidentes. Su propósito era encerrarse en la Cámara, pero fueron disuadidos por el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo. Los marineros abandonaron el recinto parlamentario muy enojados. "¡Necesitan un muerto para que nos hagan caso!" , clamó uno de los dirigentes del sector pesquero en los pasillos antes de retirarse pacíficamente.