Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE iniciará mañana con CiU y PNV un diálogo sin límites para garantizar la estabilidad

Los socialistas buscan apoyos que garanticen la estabilidad. -José Blanco espera que el PP se abstenga en la votación de investidura de Zapatero

El PSOE entablará a partir de hoy martes con CiU y PNV un diálogo, que seguirá con el resto de fuerzas políticas, tratando de buscar puntos de encuentro y colaboración para garantizar la estabilidad del proyecto político que lidera José Luis Rodríguez Zapatero, sin ningún tipo de condición previa ni límites.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha explicado en rueda de prensa que la Comisión Ejecutiva Federal del partido ha dado este lunes el visto bueno al inicio de negociaciones tanto para la configuración de las Cortes Generales como para la investidura de Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno.

En relación al Partido Popular, Blanco ha manifestado que hablará con la formación pero que supone que se abstendrá en la votación de investidura de José Luis Rodríguez Zapatero. "Mariano Rajoy manifestó que si tuviera un escaño más que el partido socialista, le pediría que se abstuviera", ha recordado José Blanco, quien espera que el PP actúe "de acuerdo con la palabra comprometida con sus electores".

Por unanimidad de la Ejecutiva socialista, el diálogo, que él mismo encabezará, persigue conseguir el más amplio apoyo posible a Zapatero para que sea investido presidente del Gobierno en la nueva etapa que quiere llevar a cabo el PSOE. Una etapa, ha añadido, que estará marcada por el diálogo, el entendimiento y la búsqueda de consenso con todos los grupos parlamentarios, a fin de garantizar la estabilidad y que el proyecto político del PSOE, que obtuvo "la confianza mayoritaria por parte de los ciudadanos", pueda ejecutarse en los próximos cuatro años.

Junto con este diálogo, la Ejecutiva socialista ha aprobado las propuestas para la dirección de los grupos parlamentarios en el Congreso, con José Antonio Alonso al frente, y en el Senado, con Carmela Silva, así como los nombres de las personas que este partido quiere que presidan ambas cámaras: José Bono y Javier Rojo, respectivamente.