Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las relaciones Gobierno-Iglesia católica

Blanco pide a la Iglesia que rectifique sus acusaciones

Rouco Varela lamentó en la manifestación de la Iglesia que el ordenamiento jurídico esté dando marcha atrás respecto a la Declaración de los Derechos Humanos

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, pidió ayer una rectificación a la Iglesia Católica por afirmar que el ordenamiento jurídico español está dando marcha atrás respecto a la Declaración de los Derechos Humanos, declaración que ha calificado de "extrema gravedad".

En declaraciones a Onda Cero, Blanco dijo, sobre la concentación de ayer Por la familia cristiana, que se trató de "un acto del Partido Popular presidido por unos cardenales", a los que ha pedido que "si quieren hacer política están en su derecho de hacerla, pero lo que tienen que hacer es presentarse a las elecciones".

Marcha atrás a los Derechos Humanos

Blanco se refirió a las afirmaciones del arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, durante el acto organizado por el Arzobispado de Madrid en apoyo a la familia, en el que el cardenal lamentó que el ordenamiento jurídico esté dando marcha atrás respecto a lo que la Declaración de los Derechos Humanos "reconocía y establecía: la familia es el núcleo natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a ser protegida por la sociedad y el Estado".

El dirigente socialista acusó a la jerarquía eclesiástica de evocar "el mismo discurso del PP" a dos meses de que se celebren las elecciones y de "querer hacer una intromisión directa en la campaña electoral", y ha añadido que participar de la vida política es "legítimo" aunque "tienen que entender que haya muchos cristianos a los que no nos guste esto".

Asimismo, lamentó que la Iglesia lleve a cabo un "debate sobre política" en España que "falsea realidades y datos", y ha recordado que la Ley del Aborto es la misma que cuando gobernaba el PP. En su opinión, la situación en España es favorable para las familias, ya que existen ayudas como el "cheque-bebé" y derechos como el permiso de paternidad, que favorecen su desarrollo.

El "nacionalcatolicismo", en campaña

Por su parte, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, afirmó en declaraciones que "el nacionalcatolicismo ha entrado en campaña" en apoyo de las tesis del PP, en alusión al acto "Por la familia cristiana" celebrado el domingo, en el que varios obispos vertieron duras críticas contra el Gobierno.

"De la mano de su jerarquía eclesiástica y de la derecha más reaccionaria, el nacionalcatolicismo ha entrado en campaña electoral", señaló el titular de Justicia, que ha destacado que los obispos aprovecharon un acto litúrgico para lanzar "mensajes coincidentes con conocidas tesis defendidas por el Partido Popular".