Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia noruega reclama a Amy Winehouse

La cantante de soul fue pillada con marihuana en octubre pasado

A perro flaco, todo se vuelven pulgas. Amy Winehouse no pasa por su mejor momento. Con su marido en la cárcel, ha cancelado varios conciertos y demuestra un comportamiento errático achacable a su conocido abuso de las drogas. Ahora, la justicia noruega la reclama por un delito de posesión de marihuana, que presuntamente cometió cuando visitó el país nórdico, el pasado mes de octubre. El representante de la cantante de soul ha declinado hacer comentario alguno.

Winehouse, su marido y su peluquera fueron detenidos en su hotel, en el oeste de Noruega, después de que saltara la alarma anti humo de su habitación y fueran pillados en posesión de marihuana.

Winehouse, que debe declarar en un tribunal de Bergen el próximo 29 de febrero, ha negado que estuviera en posesión de la droga y ha alegado que ésta pertenecía a su peluquera, según un periódico noruego. Pero, ella misma firmó una multa de 4.000 coronas por ese delito. Posteriormente, Winehouse, de 24 años, ha dicho que no sabía que estuviera firmando una prueba que la inculpaba de algo que no había cometido.

La semana pasada, Winehouse fue detenida en Gran Bretaña bajo la acusación de obstrucción a la justicia. Su esposo se encuentra en prisión preventiva, acusado de haber sobornado al testigo principal de un proceso judicial contra él por lesiones corporales.