Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salamanca aprueba la subida de tasas municipales pese a la masiva protesta ciudadana

Algunos impuestos subirán hasta un 35%.- El Consistorio calcula que cada familia gastará 65 euros más al año en ese concepto

El equipo de Gobierno del Partido Popular del Ayuntamiento de Salamanca, que preside el alcalde Julián Lanzarote, ha aprobado esta mañana la subida de diferentes tasas municipales pese a las masivas protestas vecinales registradas en las últimas semanas. A las puertas del Consistorio se han registrado incidentes. Varios vecinos han sido expulsados del Pleno tras pedir a gritos la dimisión del alcalde. Julián Lanzarote ha contestado que se marchará "cuando lo haga el presidente del Gobierno".

La subida afecta al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que se incrementa de media en 45 euros (un 16%); a la tasa de recogida de basuras, de media 17 euros más (un 34,8%), depuración de aguas (13,7%), y a las plusvalías (33,3%). En total, según el Ayuntamiento, cada familia deberá destinar al año 62 euros extras para pagar estos conceptos. La oposición cifra ese gasto extra en 224 euros.

Incidentes en el Pleno

Efectivos de la Policía Local han desalojado a cerca de una treintena de vecinos del Pleno. En concreto, estos vecinos han comenzado a increpar al portavoz del PP, Fernando Rodríguez, lo que ha ocasionado momentos de tensión por lo que fueron invitados a salir de la sala. Sin embargo, los ciudadanos se han negado a abandonar el Pleno, lo que ha ocasionado que finalmente tuvieran que ser desalojados a la fuerza.

Finalmente los vecinos han dejado el Consistorio acompañados por todos los miembros del Grupo Municipal Socialista menos su portavoz, Fernando Pablos, quien se ha quedado para manifestar el voto en contra del PSOE a esta subida. Ya en la calle cerca de un centenar de vecinos se ha concentrado en las puertas del Consistorio para mostrar su repulsa a esta medida que se aplicará a partir del próximo año.

Miles de personas protestaron ayer por tercera vez contra esta decisión municipal. En la Plaza Mayor se congregaron unas 25.000, según los organizadores. La Policía Local no ofreció datos de asistencia.