Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla aparca la negociación de las infraestructuras a después de las elecciones

Reunión del presidente de Cataluña con el líder de la oposición en el Parlamento, Artur Mas

El presidente catalán, José Montilla, cree que los contactos entre los partidos catalanes para negociar el nuevo sistema de financiación y las infraestructuras deben producirse tras las elecciones generales del 9 de marzo, una conclusión que no ha gustado al presidente de CiU y líder de la oposición en el Parlamento catalán, Artur Mas.

La tercera entrevista entre Mas y Montilla en el Palau de la Generalitat en lo que va de legislatura, que ha durado unas dos horas, ha finalizado sin acuerdos concretos, aunque no han cerrado las puertas a colaborar en ambos asuntos.

Según ha explicado el vicepresidente del gobierno catalán, el republicano Josep Lluís Carod-Rovira, la proximidad de las elecciones generales hace inviable abordar "con serenidad" unos temas tan importantes, mientras que Mas cree que no se puede esperar a los comicios del 9 de marzo. "El peor momento para llegar a un acuerdo sería en plena confrontación electoral", ha argumentado Carod-Rovira, quien ha comparecido ante los medios para dar cuenta de la reunión entre Montilla y Mas.

Renunciar a hacer campaña

"Quien piense que los partidos políticos renunciarán a hacer campaña electoral para sentarse a hablar de cualquier cuestión de gran interés, no sólo para el próximo año, sino para las próximas generaciones y los próximos 20 años, es que vive en otro planeta", ha subrayado Carod.

Carod ha explicado que Montilla ha expresado a Mas su voluntad de alcanzar un acuerdo con todas las fuerzas catalanas sobre la nueva financiación autonómica, remarcando que el Gobierno catalán "será más fuerte en Madrid" si tiene el apoyo de todos los grupos del Parlamento catalán.

Montilla ha rechazado la propuesta de Mas de reclamar la participación de CiU en la Comisión Bilateral de Asuntos Económicos y Fiscales que debe negociar esta reforma con el Gobierno central.