Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puras dimite como líder del PSN tras el veto del PSOE al pacto de los socialistas navarros con Na Bai

El parlamentario atribuye su renuncia a la "diferencia de criterio" con Ferraz e insta al PSOE a resolver la crisis cuanto antes "si no quiere dar lugar al nacimiento de alguna formación alternativa"

El candidato del PSN a la presidencia de Navarra, Fernando Puras, ha anunciado esta tarde su dimisión como diputado regional y líder parlamentario, tras desautorizar la ejecutiva federal del PSOE el acuerdo programático de gobierno alcanzado por los socialistas navarros con los nacionalistas de Na Bai, posibilitando así un Ejecutivo de UPN. En una comparecencia en la que ha leído un comunicado sin admitir preguntas, Puras ha dicho que "la conocida diferencia de criterio con la decisión adoptada no puede dar lugar sino a mi dimisión como parlamentario foral", y ha instado al PSOE a que resuelva las discrepancias internas cuanto antes "si no quiere dar lugar al nacimiento de alguna formación alternativa dentro de la órbita ideológica socialista".

Puras ha precisado que retornará a su actividad profesional. En este sentido, ha mostrado sus disculpas a quienes le dieron su apoyo en las elecciones. "He intentado no frustrar sus ilusiones sino hacerlas realidad. No ha sido posible esta vez. Espero que con otra persona sea posible en un futuro próximo", ha augurado.

El diputado había comunicado poco antes su decisión a la ejecutiva regional, reunión a la que se incorporó una hora después de iniciada y que abandonó para explicar los términos de su actuación a la prensa, ante la que ha agradecido la actitud mostrada hacia él por el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y por el secretario general del PSN, Carlos Chivite. Al respecto, ha recordado que es miembro del PSN-PSOE y, "como cualquier otro afiliado, mientras mantenga esa condición debo respetar sus estatutos y las competencias que éstos atribuyen a los diferentes órganos, me gusten más o me gusten menos las decisiones que adopten", por lo que "no caben actitudes de rebelión", ha subrayado.

"Acatar la decisión o autoexcluirse"

Por el contrario, ha defendido que "es posible trabajar y defender democráticamente ante dichos órganos la tesis que se entienda más procedente. Eso he hecho, pero cuando se produce la decisión no cabe sino acatarla o autoexcluirse", ha dicho, para asegurar que alentar "desde fuera" del partido "o desde dentro" otro tipo de actitudes es "un despropósito condenado políticamente al fracaso".

Sí ha lanzado Puras una advertencia al partido sobre el "desajuste" que en este caso ha supuesto la discrepancia entre el PSN y el PSOE, y, al reconocer la "disciplina nacional" que rige en la formación, ha avisado: "entiendo que deberá dictar medidas específicas y resolverlo [el desajuste] internamente cuanto antes si no quiere dar lugar al nacimiento de alguna formación alternativa dentro de la órbita ideológica socialista".

En cuanto a la actuación en la negociación con Na Bai e IUN, tras criticar que "se ha fabulado, manipulado y especulado demasiado al respecto", ha manifestado que "la dirección del PSN-PSOE no ha actuado forzada por las bases sino desde el análisis de la situación política y de la valoración de la misma". Por ello, ha reconocido que "podrá considerarse errónea la actitud del PSN-PSOE por algunos", pero ésta "ha sido sincera y decidida, en un esfuerzo por conquistar mayor autonomía política para esta organización" y convencidos de que "nuestra posición en el escenario político nos otorgaba la responsabilidad ante la sociedad de intentar satisfacer una demanda mayoritaria de cambio".

Respeto del PSOE

La dimisión de Puras se produce en un momento de máxima tensión en el PSN, donde la mayoría disiente de la decisión de Ferraz de apoyar un Ejecutivo presidido por Miguel Sanz. En principio, la crisis no llega al partido por cuanto su secretario general, Carlos Chivite, se mantiene al frente de la formación. En declaraciones a EL PAÍS, Chivite ha señalado que permanecerá en el cargo hasta el año que viene, cuando se celebrará el próximo congreso del PSN. No obstante, nada está definitivamente cerrado en el socialismo navarro, a la luz de la consternación que embarga a sus filas.

La dirección federal del PSOE respeta la decisión de Puras y conocía la misma antes de que se hiciera pública, han dicho fuentes socialistas. Eso sí, Puras no había anticipado su dimisión el pasado viernes, cuando acudió a Madrid para ser informado por la ejecutiva federal de la interrupción de las negociaciones con Nafarroa Bai y de la decisión de permitir la reelección de Miguel Sanz como presidente de Navarra.

La presidenta del Parlamento navarro, Elena Torres, ha mostrado a EL PAÍS "su decepción", como socialista, al tener que acatar una decisión de la ejecutiva federal "contraria a los deseos de los socialistas navarros". "Los votantes del Partido Socialista de Navarra no han votado que el presidente fuera Miguel Sanz, sino Fernando Puras", ha agregado.

Abstención del PSN en la investidura de Sanz

De cumplirse lo previsto, Miguel Sanz comunicará mañana a la presidenta del Parlamento que cuenta con apoyos suficientes para ser reelegido presidente del Gobierno navarro. Torres convocará inmediatamente la sesión de investidura. El objetivo es que el proceso de reelección del candidato de UPN termine el próximo viernes. El voto de los socialistas será contrario a Sanz en la primera votación (la que requiere mayoría absoluta de los parlamentarios), mientras que en la segunda (en la que basta mayoría simple) se abstendrán, consumando la entrega del Gobierno a UPN, tal como ha acordado esta tarde la ejecutiva regional con 17 votos a favor, 2 en contra y una abstención.

En la sesión de investidura del viernes otro socialista ocupará el lugar de Puras. Seguramente sea Samuel Caro, secretario de Organización del PSN y que no participó en las negociaciones con Na Bai.

Una posible moción de censura, "mortal" para Navarra

La secretaria ejecutiva de Política Autonómica y Local del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha reclamado al PSOE que, "con independencia de las disputas internas que pueda tener", trabaje "codo con codo" con UPN para que en Navarra se constituya un Gobierno que devuelva la "normalidad" a esta comunidad. En declaraciones a los periodistas, Sáenz de Santamaría ha pedido "de manera urgente" que se constituya en Navarra un nuevo Gobierno porque ya son -ha insistido- "muchos meses de incertidumbre e inestabilidad".

El presidente en funciones del Gobierno de Navarra y de UPN, Miguel Sanz, teme una moción de censura que ponga fin prematuramente al Gobierno en minoría de UPN. Para Puras, "no se puede someter" ahora a Navarra a una "inestabilidad institucional" a través de una moción de censura "después de un periodo tan largo", y ha destacado que "en mis planes entra hacer esfuerzos para negociar con el PSN iniciativas de gobierno". En este sentido, ha señalado que el PSN se ha convertido en un partido "esencial" para el "impulso" de Navarra.

En declaraciones a RNE, Sanz ha expresado su deseo de que la moción de censura sea un instrumento que se utilice "en asuntos excepcionales" y nunca "con el ánimo de desestabilizar a un Gobierno". Sanz ha avisado de que esta última opción sería "mortal" para Navarra, que, a su juicio, necesita "asentamiento, estabilidad, diálogo y consenso".

Más información