Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La política antiterrorista y el futuro de Euskadi

Ibarretxe desafía al tribunal y anuncia que volverá a reunirse con Arnaldo Otegi

Un dirigente del Foro de Ermua ha sido agredido a la puerta del juzgado, presuntamente por simpatizantes nacionalistas

Los dirigentes de la formación política ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi y Rufi Etxeberria, se han negado hoy a responder a las preguntas ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), por la reunión mantenida con el lehendakari, Juan José Ibarretxe. Éste ha admitido ante el juez que mantuvo un encuentro con los abertzales el pasado 22 de enero y que volverá a hacerlo si es necesario. Otegi y Etxebarría, por su parte, han leído una declaración previa en la que afirman que mantuvieron reuniones con formaciones políticas "para resolver el conflicto", todo ello basándose en "sus derechos civiles y políticos". En la puerta del juzgado ha habido abucheos y cruce de insultos entre partidarios de Batasuna y miembros del Foro de Ermua, uno de los cuales ha sido agredido.

Ibarretxe ha afirmado: "No dejaré de hablar con la izquierda abertzale" para tratar de avanzar hacia la paz, "porque me comprometí con la sociedad vasca".

El lehendakari ha tomado la palabra ante más de un millar de simpatizantes nacionalistas que se habían congregado ante el Palacio de Justicia de Bilbao para expresarle su apoyo y ha agradecido "de corazón" las muestras de solidaridad recibidas.

El lehendakari se ha referido al proceso penal en el que está imputado por un presunto delito de desobediencia y ha dicho "no entender lo que está pasando, en esta obra de teatro sin pies ni cabeza".

En su primera declaración, el pasado mes de enero, el juez preguntó a Ibarretxe por la reunión que mantuvo con representantes de la Batasuna el 19 de abril de 2006 y, a su término, la acusación representada por el Foro Ermua decidió ampliar la querella tras haber escuchado al lehendakari reconocer que no había sido uno sino varios los encuentros que había mantenido con los líderes de la formación ilegalizada.

Así, esta mañana "le he dicho que, efectivamente, el 22 de enero (de este año) me reuní con los líderes de la izquierda abertzale o de Batasuna, se llamen como se llamen, y que lo hice y lo voy a seguir haciendo en el futuro porque es la palabra que yo di a la sociedad vasca, y los vascos tenemos, por encima de todo, el valor de la palabra dada", ha asegurado.

El presidente del Gobierno Vasco ha rechazado que con este proceso penal, a su juicio, "se trate de controlar la acción política de un lehendakari desde una sede judicial".

"Viejas recetas", según Otegi

Por su parte, antes de entrar en el tribunal, Otegi ha asegurado que el actual momento es "muy importante" y ha advertido de que, "no valen viejas recetas de ilegalización" sino "un acuerdo político que resuelva definitivamente el conflicto en Euskal Herria, en términos democráticos".

"Me ha pegado una patada en los cojones"

El militante socialista y miembro del Foro Ermua Antonio Aguirre ha sido agredido cuando entraba por una puerta lateral al Palacio de Justicia para asistir a la toma de declaración del lehendakari Juan José Ibarretxe. El suceso ha ocurrido en torno a las doce del mediodía cuando los representantes del Foro Ermua han intentado entrar en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) por la escalinata principal al igual que el lehendakari. La Ertzaintza, en lo que ha sido considerado un "error" por parte de los miembros de la plataforma, les ha negado el acceso por esa zona y les ha instado a hacerlo por la entrada de Colónde Larreátegui, donde se juntaban numerosos simpatizantes tanto del PNV como de la izquierda abertzale. Según han relatado posteriormente los afectados, los manifestantes les han dirigido insultos y, en un momento dado, uno de ellos se ha acercado a Aguirre y le ha dado una patada en la entrepierna. "Me ha pegado una patada en los cojones y me he caído redondo. He perdido la conciencia unos segundos", ha explicado el agredido. Aguirre ha tenido que ser atendido en un ambulancia, mientras se celebraba la vista al lehendakari. El resto de miembros del Foro Ermua se han reunido en la entrada al cercano Hotel Abando, protegidos por la Ertzaintza que les ha separado de los manifestantes. Algunos testigos han oído escuchar gritos de "Que se muera" lanzados contra Aguirre. Media hora después, Aguirre ha salido de la ambulancia y ha declarado sentirse bien físicamente, pero "conmocionado mentalmente", al considerar "alucinante que en un Estado democrático una manifestación convocada por el PNV acabe con unas agresiones". Los abogados del Foro Ermua han anunciado que van a presentar una denuncia contra el agresor, que puede ser reconocido por las cámaras de televisión, y contra el responsable de la Ertzaintza. Según los miembros del Foro, uno de los escoltas ha retenido al agresor, pero al entregarlo a los erztainas, éstos lo han dejado libre sin identificarlo. Iñaki Ezkerra, dirigente del Foro, asegura que el agresor ha sido "sin duda" una miembro del PNV. El Foro Ermua ha denunciado la "pasividad" de la Policía autónoma y ha añadido que también denunciará "si fuera procedente al responsable político de que se permita en Euskadi que los agresores salgan absolutamente impunes".

Más información