Juicio por el mayor atentado en España

Belhadj y el Haski niegan cualquier relación con el 11-M

Dos de los supuestos 'cerebros' del atentado siguen la táctica de El Egipcio y sólo responden a sus abogados

Youssef Belhadj y Hassan el Haski, segundo y tercero de los acusados en el juicio del 11-M y considerados cerebros de la matanza, han seguido la misma estrategia de Rabei Osman, Mohamed el Egipcio, de contestar únicamente a las preguntas pactadas con sus abogados. Belhadj, considerado portavoz de Al Qaeda en Europa, y el Haski han negado cualquier relación con los atentados. Ambos afrontan posibles condenas de miles de años. El juicio prosigue con la declaración de Jamal Zougam, primero de los supuestos autores materiales, que está respondiendo a las preguntas de la fiscal.

Más información
Jamal Zougam niega haber estado en uno de los trenes de la muerte

Pasadas las 10 de la mañana, ha comenzado la segunda jornada del macrojuicio a los 29 acusados de los atentados del 11-M, dedicada al interrogatorio de Youssef Belhadj y de Hassan el Haski. Al igual que hizo ayer Rabei Osman, Belhadj y el Haski han dicho al juez Javier Gómez Bermúdez que sólo responderían a sus abogados. Por ello, la fiscal Olga Sánchez ha lanzado al aire sin respuesta la batería de preguntas que tenía preparadas para cada uno de ellos. Después, los abogados de las acusaciones particulares se han acogido, en su mayoría, al interrogatorio de la fiscal, formulando sólo algunos de ellos algunas preguntas añadidas.

Entre las preguntas a Belhadj, figuraba la que contenía la principal acusación que se hace contra él, la de ser uno de los cerebros de los ataques. Así, le han preguntado si vino en febrero de 2004 a España para impartir las últimas instrucciones para los atentados, cuya fecha, según la representante del Ministerio Público, él mismo designó.

No participé en los atentados

Después, a preguntas de su defensor, ha negado "cualquier tipo de colaboración" con los atentados de Madrid, así como su pertenencia a Al Qaeda o a ningún grupo terrorista. Igualmente, ha negado haber hablado nunca con Osama Bin Laden o haber recibido mensajes de él o su entorno, haberse entrenado en un campo de adiestramiento de muyahidines o haber facilitado el traslado de persona alguna a alguno de esos campos, así como conocer a alguien que lo hubiera hecho. Finalmente, ha negado ser Abu Dujanah al Afgani, la persona en cuyo nombre se reivindicaron los atentados o ser la persona que aparece en el vídeo de reivindicación encontrado junto a la mezquita de la M-30 de Madrid. Son acusaciones que hizo contra él su sobrino, Mohamed Moussaten, otro de los procesados y que Belhadj ha atribuido a que sufrió malos tratos.

Todo ello para presentarse finalmente como "un musulmán normal", no un islamista radical, que además está en contra de cualquier tipo de violencia". Como ayer hiciera El Egipcio, ha condenado los atentados de Madrid y "todos los atentados que ha habido en el mundo".

Belhadj, marroquí de 31 años, fue arrestado en Bélgica en febrero de 2005 y extraditado a España. Según la policía española, podría ser la persona que aparece con el rostro cubierto en el vídeo de reivindicación de la mezquita de la M-30 y el denominado Abu Dujanah al Afgani, en cuyo nombre se reivindicaron los atentados. En aquel vídeo se le nombraba como “portavoz militar de Al Qaeda en Europa”. Las acusaciones que pesan sobre él son las de pertenencia a banda armada, conspiración para delito terrorista y el asesinato e intento de asesinato de los 191 fallecidos y los 1.824 heridos en las explosiones. Además, se le acusa de recaudar dinero para hacer la ‘Yihad’ y ayudar y dar cobijo a terroristas por toda Europa. En total, 38.656 años de cárcel.

El Haski

Tras Belhadj, ha comparecido otro de los presuntos ideólogos de los atentados, Hassan El Haski, que igualmente se ha negado a responder a preguntas de la fiscal y de las distintas acusaciones y sólo ha contestado a las preguntas de su abogado. Igualmente, ha negado cualquier relación con la masacre, asegurando que no conocía a ninguno de los procesados. Sobre este punto, ha retado a que se encuentre a alguien que le conozca para someterse con él a un careo. "No conozco a nadie de Madrid", ha dicho. El supuesto líder del Grupo Islámico Combatiente Marroquí en España, ha asegurado que esa organización "no existe". "Es un grupo ficticio, no tengo ninguna relació con él". Finalmente, ha condenado también el atentado porque es "un crimen" contra inocentes.

El Haski ha explicado que vino a España en 2000 por la facilidad para obtener "los papeles" de residencia y se instaló en Lanzarote. Para El Haski, detenido el 17 de diciembre de 2004 en Lanzarote, la Fiscalía pide también 38.656 años de prisión. En su domicilio se intervino, entre otros objetos, ácido bórico, la famosa sustancia que tre peritos policiales relacionaron con ETA. Sobre este punto, se ha preguntado cómo se le puede relacionar con ETA cuando ni siquiera habla español. "¿Cómo voy a tener una relación con la organización terrorista ETA? Ni siquiera hablo español, ni leo. ¿Cómo voy a tener con ellos una relación? Esto es incierto... ¿Cómo?, ¿En el cielo?", se ha preguntado El Haski. Respecto al ácido bórico, lo ha denominado "medicamento para las cucarachas".

Vídeo: ATLAS

Disculpas al abogado de Osman

Al inicio de la sesión, el presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez ha pedido públicamente disculpas al abogado Endika Zulueta, defensor del presunto autor material de la masacre Rabei Osman, Mohamed el Egipcio, por algunas de las expresiones que dirigió ayer contra él durante el interrogatorio de su cliente. Bermúdez ha destacado la labor y buena fe del letrado y lamentó si en algún momento había cometido algún exceso, que espera que no se vuelva a producir durante el juicio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS