Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Sebastián: “La imagen de Gallardón se ha volatilizado por su ausencia en la manifestación contra ETA”

El candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, que ha charlado con los lectores de ELPAIS.com, considera que desde el Partido Popular “no se toman muy en serio” la candidatura socialista

La batalla por el Ayuntamiento de Madrid ha comenzado. A partir de ahora y hasta mayo no habrá tregua. La primera entrevista digital de Miguel Sebastián, concedida a ELPAIS.com, así lo refleja. Más de 900 preguntas recibidas a la redacción y casi dos horas de entrevista realizada por los lectores han mostrado a un candidato que no contempla “otro escenario que el de ganar”.

Sin corbata y al teclado, él mismo ha ido respondiendo una por una las preguntas de los internautas. Entre las más recurridas las que hacían alusión al poder intimidatorio de su adversario, Alberto Ruiz Gallardón, un peso pesado para muchos internautas y “más pesado que peso”, según el propio Sebastián. Al candidato socialista no le importa que el equipo de Gallardón no contemple con peligro su candidatura: “No se lo ha tomado muy en serio, allá él porque la última palabra la tienen los ciudadanos”. Sebastián cree que la imagen de político impecable ha quedado “volatizada” tras los últimos acontecimientos: “Esa imagen de Gallardón, prefabricada, y basada en enfrentamientos personales, se ha volatilizado con su ausencia de la manifestación del sábado 13 por la paz y la libertad - la palabra del lema que él exigió- y contra el terrorismo. Si Gallardón no fue a la manifestación es porque no quiso o porque no le dejaron. Y no sé qué es peor...”.

En el trato personal, alcalde y candidato no han tenido aún demasiado trato personal, Sebastián confiesa que tan sólo ha podido charlar una vez con Alberto Ruiz Gallardón: “Tuvo el detalle de llamarme cuando falleció mi padre, y se lo agradezco, pero no me ha llamado más.”

“Miguel, ¿qué?”

Entre el “perfil bajo” y el “usted no es conocido” se encuentra lidiando el candidato socialista durante esta campaña, quien llega a hacer de la necesidad virtud y lanza un ‘match ball’ al propio alcalde: “Una cosa es que el perfil ideológico sea bajo y que hablemos de problemas concretos de la ciudad y otra cosa es que sea ‘lo mismo’ votar a un candidato que se pliega a las ordenes de Rajoy, Aznar, Acebes y Zaplana, y no va a la manifestación por la paz”.

Otra internauta, apodado como ‘madrileña’, pedía una renovación del partido, caras nuevas dentro del PSOE. El propio Sebastián ha reconocido que habrá caras nuevas: “Lo haremos, pero luego no digan que son ‘desconocidos’, Miguel, ¿qué?, y todas esas cosas (risas)”. Sebastián también ha recordado la figura de Enrique Tierno Galván ante la falta de experiencia municipal: “No tengo experiencia municipal. Tampoco la tenía Tierno, el alcalde mas querido en historia de Madrid, como se vio en su entierro. Conmigo gobernaran los mejores, no se preocupen.”

Sebastián confía en su victoria en las elecciones de mayo, pero las dudas de su continuidad al frente del PSOE en la Casa de la Villa, ante una hipotética derrota, tampoco parecen disiparse. “Si el partido quiere que siga, seguiré, pero no quiero ser un estorbo para nadie”.

“Con 100 metros de M-30 se podría haber resuelto las necesidades de las escuelas infantiles”

Sebastián continuaba tecleando lo más rápido posible, y sin mirar el reloj. Las preguntas más insistentes eran las referidas a atascos y obras, que se traducen en la pequeña odisea de los ciudadanos para llegar a sus puestos de trabajo cada mañana. Las obras de la M-30 eran el blanco de muchas preguntas, Sebastián confiesa que el proyecto elegido por el alcalde no es de su agrado, pero una vez iniciadas: “¡Hay que acabarlas, esto es una tortura para los ciudadanos!”

La tortura para los ciudadanos, según Sebastián, también se traslada a otros ámbitos: “La política social ha quedado soterrada como la M-30. Con el dinero de 100 metros de esa mega obra se podrían haber resuelto todas las necesidades de escuelas infantiles de Madrid”. A su vez, Sebastián cree que el proyecto no resolverá los problemas de movilidad de la capital: “me temo que van a ser una nueva tortura para los automovilistas cuando se inauguren. Pero, afortunadamente, nosotros abordaremos el problema de la movilidad”. Consciente de la problemática de los atascos, a continuación, el candidato socialista ha esbozado parte del Plan de Movilidad que han diseñado desde el PSOE. El pacto consistirá en una mesa redonda donde estarán representados todos los sectores afectados, desde taxistas hasta peatones. En ese debate se intentará fomentar el transporte público. El propio Pacto por la Movilidad será una pieza central para crear un nuevo concepto de ciudad: “Desde luego que, el ‘policentrismo’ ayudará a la movilidad. Una ciudad con muchos centros, con tejido urbano en la periferia, evitará tantos desplazamientos.”

Un economista en la Casa de la Villa

La deuda del Ayuntamiento de Madrid se ha disparado durante la última legislatura hasta los 6.000 millones de euros. Miguel Sebastián, en el hipotético de ser alcalde, tendrá que debutar con la deuda heredada por su antecesor y con su propio proyecto, todo lo tendrá que aunar y resolver con unas cuentas que tiritan sólo al pronunciarlas. El candidato socialista sabe de su principal virtud: los números. El paralelismo es evidente: “ Siendo economista, ¿se siente usted como un bombero ante el coloso en llamas?”. Ante la pregunta, Sebastián sonríe y busca un ejemplo más terrenal y más alejado del heroísmo: el del alcalde de Parla. “El alcalde más querido y votado de España es el alcalde de Parla, con el 75% de los votos. Es economista y ex alumno de la Universidad Complutense de Madrid, yo como profesor de esa universidad le tomaré como modelo, va a ser el alumno el que enseñe al profesor.”