Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla promete un Gobierno libre de "tutelas de partido" en la presentación de la 'Entesa'

Carod y Saura auguran un Gobierno "estable y sólido"

Montilla, en el centro, flanqueado por Carod y Saura y el resto de diputados del tripartito.
Montilla, en el centro, flanqueado por Carod y Saura y el resto de diputados del tripartito. EFE

El líder del PSC y futuro presidente de la Generalitat, José Montilla, ha prometido un Gobierno que "piense en Cataluña", "no sometido a tutelas de partido ni injerencias externas" y que "ofrece y reclama lealtad institucional". Así se ha expresado en el auditorio del Parlament, donde ha presentado, junto a los líderes de ERC e ICV, la Entesa Nacional de Progrés, como ha sido bautizada la nueva edición del tripartito catalán.

Los tres cabezas de cartel del PSC, Esquerra e Iniciativa han escenificado en el auditorio del Parlament lo que hace tres años se llamó el Pacto del Tinell, que dio origen al primer tripartito, entonces dirigido por el socialista Pasqual Maragall y con Carod como conseller en cap. En dicho acto, los tres dirigentes, arropados por los diputados electos que conforman la mayoría parlamentaria, han esbozado las líneas maestras del nuevo tripartito.

Así, Montilla ha prometido encabezar un Gobierno de "largo recorrido" y que no caerá en los "errores del pasado". Se ha mostrado seguro de que será un Ejecutivo "estable" porque está basado en una mayoría "fuerte" de los grupos de izquierda. Ha prometido un Gobierno "sólido, serio, de mirada amplia y de duración larga" y ha lanzado un mensaje dirigido al PSOE al decir que no estará "sometido a tutelas de partido ni injerencias externas" y que "ofrece y reclama lealtad institucional". El líder del PSC también se ha referido a la relación "fraternal" con "el resto de pueblos de España" y ha asegurado que su gobierno trabajará desde "el diálogo con flexibilidad y generosidad, pero sin olvidar nuestras convicciones".

Montilla ha sido el tercero en intervenir, tras los que serán su vicepresidente, Josep Lluís Carod-Rovira, y el líder de ICV, Joan Saura. Carod ha asegurado que el nuevo tripartito "es la mejor garantía para la cohesión nacional y social", ya que integrará a nacionalistas y no nacionalistas en un gabinete que será "más gobierno que coalición". Carod-Rovira ha subrayado que el nuevo Ejecutivo no "irá contra nadie" ni "mirará los orígenes de la gente ni los apellidos de nadie", y ha subrayado que nadie debe dudar que "seremos un Gobierno fuerte con voluntad de construir" y que "gobernará con la mano tendida hacia todos los sectores políticos" de fuera del gobierno, "porque hay retos que son de todos" y porque "no hay margen para el resentimiento, venganza o rencor".

Finalmente, Joan Saura, ha prometido que el nuevo tripartito, "estable y sólido", "transparente y riguroso", gobernará "para todos los catalanes". Tras felicitarse de que los catalanes les hayan dado "la oportunidad de continuar el proceso de cambio iniciado en 2003", ha augurado que esta Entesa Nacional de Progrés "no será un paréntesis en la historia de Cataluña". También ha agradecido al PSC su "contribución generosa" al hacer posible este Gobierno, que "priorizará el avance social por encima del avance nacional". Además, ha prometido hacer de Cataluña un "país próspero" y sin discriminaciones y se ha comprometido a atender "los problemas reales de los ciudadanos" como la vivienda o la inseguridad ciudadana.