Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez imputa en el 'caso del ácido bórico' al comisario Santano, exonerado por Garzón

Otros dos mandos policiales ya han comparecido como imputados ante Gema Gallego por un presunto delito de falsedad documental

La juez Gema Gallego ha citado para el próximo lunes como imputado por un presunto delito de falsedad documental al comisario general de la Policía Científica, Miguel Ángel Santano, por la supuesta alteración de un informe elaborado por tres peritos químicos en el que se relacionaba a ETA con el 11-M. La decisión de Gallego se contrapone a la adoptada en su día por Baltasar Garzón, que exoneró a los mandos policiales de esos peritos por no hallar indicio alguno de delito.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han informado de la decisión de la juez, quien ha levantado el secreto del sumario respecto al informe sobre el ácido bórico hallado en casa de uno de los procesados por el 11-M y, años antes, en un piso-franco de ETA.

El juez Garzón tomó declaración el 29 de septiembre a los tres peritos y redactó un auto, el 5 de octubre, en el que imputó un delito de falsedad a los peritos. Tras la imputación, Garzón se inhibió del asunto en favor de los juzgados de la Plaza de Castilla por tratarse de un delito ajeno a la Audiencia Nacional. El asunto lo asumió la juez Gallego, ya que a ella le había correspondido una denuncia presentada por la Asociación de Víctimas del 11-M, patrocinada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, del Partido Popular. Los tres peritos, según Garzón, manipularon un informe en el que se relacionaba a ETA con el 11-M a través del ácido bórico. Si Garzón entendió que eran los peritos los que cometieron la falsedad, la juez entiende ahora que quienes deben declarar como imputados no son éstos, sino sus jefes.

Santano es el tercer mando policial de esos tres peritos que comparecerá como acusado ante Gallego, después de que interrogase el pasado martes al secretario general de la Policía Científica, Pedro Luis Mélida, y el pasado viernes al jefe de la Unidad de Análisis, Franciso Ramírez, contraponiéndose así a las decisiones que adoptó en su día Garzón, quien exoneró a los mandos policiales por no hallar indicio alguno de delito. Según el magistrado, las referencias a ETA del informe del ácido bórico "no respondían al interés de sugerir la investigación de hechos relacionados, ya que eran inexistentes, sino de generar una apariencia sin sustento real alguno, que vinculara a la organización terrorista ETA con los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en Madrid".