Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi asegura no tener constancia de un acuerdo entre ETA y el Gobierno antes del alto el fuego

El portavoz de Batasuna califica de "auténtica sandez" las declaraciones de Imaz sobre posibles divisiones en el seno de la izquierda 'abertzale'

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, no tiene constancia de que el Gobierno llegara a ningún "compromiso" con ETA antes del alto el fuego permanente anunciado por la organización terrorista el pasado 22 de marzo. Además, ha querido dejar claro que la izquierda abertzale no busca con el proceso de paz "impunidad en términos jurídico-políticos", sino "respeto".

En una entrevista concedida a Herri Irratia, Otegi ha negado además que Batasuna se vaya a refundar en verano bajo un nuevo nombre para soslayar la ilegalización dictada por el Tribunal Supremo a raíz de la Ley de Partidos y presentarse así a las elecciones municipales de 2007. "[Que] Batasuna sea legal o no, no soluciona el conflicto político, porque ya hemos sido legales y el conflicto ha existido", ha explicado. "No es la prioridad política", ha añadido.

Batasuna pidió el fin de semana pasado la derogación de la Ley de Partidos y renunció a iniciar su proceso de ilegalización, lo que situó el proceso para el fin de la violencia de ETA en una etapa de incertidumbre cuando ni siquiera se había iniciado aún el diálogo directo entre los representantes del la organización terrorista y los del Gobierno.

Por si fuera poco, el lunes el diario Gara, próximo a la izquierda abertazale, reveló un supuesto acuerdo "secreto" entre el Gobierno y ETA previo al alto el fuego. Batasuna sabía que esta información estaba a punto de ser publicada, porque uno de sus dirigentes había impedido días antes que saliera en el Diario de Noticias. La formación sabía que iba a poner en problemas al Gobierno, otorgando munición al Partido Popular, opuesto a las negociaciones. De hecho, el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, interpretó que "estas cosas no contribuyen al proceso de paz". Imaz apuntó el lunes la posibilidad de que "haya sectores de la propia ETA o de la izquierda abertzale que puedan estar poniendo obstáculos".

Para Otegi estas declaraciones son "una auténtica sandez", cuyo "objetivo claro" es trasladar a la opinión pública "la falsa impresión de que existen sectores enfrentados" en las bases abertzales, una "maldad", en su opinión. "[El PNV] tiene que hacer muchas cosas que no hace, como probablemente tenemos que hacer todo el mundo, pero lo que sí me parece que en términos políticos es criticable esa posición de decir que esta información aparecida en Gara obedece a divisiones internas".

Respecto al fondo de la información, Otegi ha señalado: "Lo importante no es sí está cumpliendo o no algún tipo de compromisos, sino es corroborar que cuatro meses después de la existencia de un alto el fuego permanente se siguen desarrollando actividades judiciales y policiales que no tienen ningún sentido, porque un proceso de soluciones, conversaciones, diálogo político y negociación sólo se puede desarrollar en términos de igualdad de condiciones y de respeto mutuo".

"Tenemos encima de la mesa la gran oportunidad de construir la solución"; "la mayor alegría que le podemos dar a este país es decirle que hemos llegado a un acuerdo político y "tenemos la posibilidad de hacerlo", ha dicho Otegi.