Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación Permanente rechaza que Zapatero informe sobre si tiene compromisos con ETA

Tampoco acepta otras comparecencias de Pérez Rubalcaba sobre el proceso de paz y la lucha antiterrorista

La Diputación Permanente del Congreso ha rechazado hoy una petición del PP para que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparezca en un pleno extraordinario para decir "la verdad" sobre si existen compromisos adquiridos con ETA e informar del alcance de la reunión entre el PSE y Batasuna. El requerimiento ha sido desestimado en bloque por los demás grupos parlamentarios, que tampoco han aceptado otras comparecencias del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para dar cuenta de asuntos ligados al proceso de paz y la lucha antiterrorista.

Ante el órgano que sustituye al pleno fuera del periodo ordinario de sesiones, el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, ha proclamado que "la dignidad democrática de los españoles no se va de vacaciones" y ha considerado "necesario y urgente" que el Gobierno dé explicaciones sobre la preparación y gestión del inicio del diálogo con ETA. El PP quería saber si hubo contactos con los etarras anteriores al inicio del diálogo y compromisos adquiridos, a tenor de lo publicado por Gara, y pretendía que Zapatero informara de la reunión entre Patxi López y Arnaldo Otegi donde a su juicio "se dio el primer paso para blanquear a la ilegalizada Batasuna". Zaplana ha acusado al Gobierno de embarcarse en un proceso rodeado de "oscurantismo", que ha agotado "el crédito de confianza que pedía".

"Cada vez son más los ciudadanos que piensan que el Estado de Derecho se está recortando para hacer un traje a la medida de ETA, un traje bajo el que se pretende disfrazar a la banda terrorista como interlocutora política, bajo el que se presenta a líderes de la terrorista Batasuna como 'hombres de paz'", ha dicho. Zaplana ha reseñado la "sospecha" de que "a cambio del alto el fuego", el Gobierno ha preferido no perseguir a los etarras y lo ha tratado de demostrar argumentando que en el último año no ha habido detenciones que no hayan sido ordenadas por los jueces. En nombre del PSOE, Diego López Garrido, ha negado este extremo con la cifra de 61 terroristas capturados en este tiempo, inscrito además en una etapa de tres años sin atentados mortales y tras tres meses de alto el fuego.

Dar "cancha" a los comunicados de ETA

Por el contrario, ha reiterado en su intervención que el PP sí negoció con ETA e incluso acercó a sus presos al País Vasco pese a que mantenía su actividad, y ello sin que el PSOE le criticara. López Garrido ha lamentado que los populares den "cancha" a los comunicados de ETA para "acosar" al Gobierno, y advirtió de que "es ETA la que se sirve del PP" para amplificar sus mensajes. El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha advirtido de que debatir sobre el proceso de paz es "erróneo" y ha reclamado que se deje trabajar al Gobierno porque "es quien debe liderar el proceso" y ha abogado por un diálogo discreto "porque mientras se habla no se mata". Joan Puig, de ERC, ha arremetido contra el portavoz del PP por tratar de "obstaculizar" el proceso y le dijo que actuaba así porque "si se consigue la paz, usted se queda sin trabajo, se le termina el discurso".

"Vale la pena intentarlo", ha remarcado Puig, partidario de "hablar con el diablo, si hace falta" para conseguir la paz. El diputado del PNV Emilio Olabarria ha abogado por mantener una postura de "discreción" y "silencio" frente al intento de montar "bronca" a costa de un proceso "ilusionante", que en su opinión saldrá adelante, y al que vaticinó que el PP se intentará sumar si tiene éxito. Olabarria aprovechó para criticar las últimas decisiones judiciales en contra del aparato de extorsión de ETA, "con las que se puede producir la aberración de que la mitad de la sociedad de Euskadi esté encausada".

Con especial dureza, el portavoz de IU-ICV, Gaspar Llamazares, ha acusado al PP de "estar cayendo en el delirio" ya que, a su juicio, los populares están sugiriendo que con el proceso de paz, el Gobierno está devolviendo a ETA "el favor" por los atentados del 11-M. "¿En los atentados de Bombay también está ETA?", se ha preguntado. También ha insistido en que el PP negoció en su día con los terroristas y se reunió con Batasuna y le reprochó que ahora utilice el proceso de paz para hacer "política de la peor especie". Por el grupo mixto, el diputado del BNG Francisco Rodríguez ha negado que pueda criminalizarse la reunión del PSE con Batasuna, "ya que las personas no son delictivas en sí mismas".

La Diputación también ha rechazado que el ministro Rubalcaba informe en comisión sobre las supuestas filtraciones de dos policías a un presunto responsable de la red de extorsión de ETA. Igualmente se ha opuesto a que el Gobierno informe sobre la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de apartar de esta investigación al comisario general de Información, Telesforo Rubio, y a que el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, aclare si la Abogacía del Estado del Estado ha solicitado un informe jurídico para estudiar la posibilidad de legalizar a Batasuna.