Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso de diálogo para el fin del terrorismo

Otegi aboga por un diálogo multilateral para construir "el país entre todos"

Patxi López advierte a Batasuna de que si desea mantener una nueva reunión con el PSE debe contar con "una formación legal"

El Partido Socialista de Euskadi (PSE) se ha reunido este jueves con Batasuna en un hotel de San Sebastián por espacio de dos horas. Tras el encuentro, encabezado por el secretario general del PSE-EE, Patxi López, y el líder de la formación ilegalizada, Arnaldo Otegi, ambos dirigentes han comparecido por separado ante los medios. Otegi ha considerado la reunión un "primer paso" para el inicio de un "diálogo multilateral" que concluya con un acuerdo "que respete la pluralidad del país". Euskadi debe construirse "entre todos", sin que ello suponga "las derrotas de nadie, sino las victorias de todos", ha manifestado Otegi. López también ha mostrado su esperanza de que se abra un proceso de negociación política en el País Vasco, aunque ha exigido a Batasuna que se legalice si quiere participar en él.

Otegi ha asegurado que el encuentro entre el PSE y Batasuna es fruto de las reuniones personales que, durante "mucho tiempo", han mantenido responsables de la formación ilegalizada con integrantes del PSE, "no del Gobierno", ha aclarado. El dirigente abertzale ha señalado que la "foto" es "de enorme importancia" y ha recordado que no se había producido "en 25 años". En este sentido, ha asegurado que esta "foto" apunta a cómo debe construirse "este país, entre todos" y que las "aritméticas democráticas" no son "las derrotas de nadie, sino las victorias de todos". "No es una imposición, ni una derrota, sino es la victoria de la democracia del País Vasco", ha manifestado.

Según el líder de Batasuna, la reunión ha sido de "gran calado político y una importancia extrema" por cuanto ha servido para compartir la necesidad de iniciar "un diálogo multilateral" que concluya con "un acuerdo que respete la pluralidad del país" y que se asiente en el respeto a lo que los ciudadanos vascos decidan libremente.

Pasos hacia la legalización

A la comparecencia de Otegi le ha seguido la de Patxi López. El líder de los socialistas vascos ha advertido a los representantes de Batasuna de que si desean mantener un nuevo encuentro con los socialistas vascos, la izquierda abertzale debe contar con "una formación legal que la represente". El dirigente socialista ha indicado que la de esta mañana ha sido "una foto inédita" y ha deseado que suponga "el anuncio de un nuevo tiempo en que la política destierre a la violencia". Según sus palabras, la entrevista ha sido "concreta y sincera" y, en ella, "cada uno ha expuesto sus argumentos". López ha agregado que Batasuna ha querido avanzar propuestas políticas, pero el PSE le ha respondido que debe adaptarse "al marco democrático".

Ya por la noche, en el programa Hora 25, de la Cadena SER, el secretario general de los socialistas vascos ha aclarado que no se ha reunido con Batasuna, formación ilegalizada, sino con un representante de la izquierda abertzale y ha respondido a las críticas del PP, en especial a María San Gil -quien ha comparado el encuentro con el de Franco y Hitler- y lamentado que "quien no condena el franquismo" haga este tipo de paralelismos. Para Patxi López, lo "inmoral es no reconocer que un gobierno tiene la legitimidad y la obligación" de intentar acabar con el terrorismo.

Al encuentro han asistido, por parte del PSE, además de Patxi López, el portavoz parlamentario socialista Rodolfo Ares y, por parte de Batasuna, además de Arnaldo Otegi, Rufi Etxeberria y Olatz Dañobeitia. Ayer, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón autorizó el encuentro por entender que la iniciativa ha partido de los socialistas, no de la formación ilegalizada, y que su finalidad no es favorecer que ETA cometa delitos, sino evitar precisamente que los siga cometiendo.

Protesta a las puertas del hotel

Pilar Ruiz, la madre del jefe de la Policía Local de Andoain (Guipúzcoa) Joseba Pagazaurtundua asesinado por ETA, ha participado junto a miembros de la Plataforma España y Libertad en una protesta ante el hotel donde se ha celebrado la primera reunión entre el PSE y Batasuna. Poco después de comenzar la reunión, pasadas las 09.30 horas, se han acercado hasta la entrada del hotel cuatro personas ataviadas con capuchas blancas, con la cara cubierta por caretas del mismo color con una lágrima roja, y en las que se leía Algunos no olvidamos a las víctimas, firmadas por la Plataforma España y Libertad.

Los concentrados han proferido gritos como No a la negociación, Libertad, libertad y Con las víctimas no se negocia. Pilar Ruiz, en declaraciones a los periodistas, ha calificado de "traidores" y "sinvergüenzas" a los miembros de la delegación socialista y se ha preguntado "dónde están las víctimas". Los integrantes de la Plataforma España y Libertad han distribuido posteriormente un comunicado que tratarán de hacer llegar a Patxi López, en el que acusan al dirigente socialista de traicionar a España, a Euskadi y a las víctimas por "un puñado de votos" y de arruinar los logros del Pacto Antiterrorista.

'Manos Limpias' se querella contra Zapatero

El colectivo Manos Limpias ha interpuesto una querella ante el Tribunal Supremo contra el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, al considerar que ha vulnerado la Ley de Partidos, tras la reunión entre Patxi López y Arnaldo Otegi. Manos Limpiasha explicado, a través de un comunicado, que, además de querellarse contra Zapatero, lo ha hecho contra el secretario general de los socialistas vascos, contra el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y contra el coordinador del portavoz parlamentario del PSE, Rodolfo Ares. Justifican su querella afirmando que ha habido una "quiebra del Estado de Derecho" y una vulneración de la Ley de Partidos, ya que recuerda que Batasuna fue ilegalizada por el Tribunal Supremo.

Más información