El Congreso aprueba la reforma del Estatuto de Cataluña con la oposición de ERC y PP

EA también se ha opuesto, mientras que la Chunta Aragonesista y Nafarroa-Bai se han abstenido

El Pleno del Congreso ha aprobado hoy la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña por 189 votos a favor, 154 en contra y dos abstenciones. El texto ha obtenido el respaldo de todas las formaciones excepto el Partido Popular, Esquerra Republicana y Eusko Alkartasuna, que se han opuesto, y la Chunta Aragonesista y Nafarroa-Bai, que se han abstenido. Tras esta votación, en la que los diputados han expresado su parecer de uno en uno y en voz alta a petición del PP, el texto pasa al Senado.

Más información
ERC: "Cataluña es una nación y se merece más"
Zapatero asegura que se han cumplido "con creces" las expectativas del Gobierno
CiU no presentará enmiendas en el Senado para no retrasar el Estatuto
Discurso de Mariano Rajoy en el debate parlamentario de aprobación del Estatut
Discurso de María Teresa Fernández de la Vega en el debate parlamentario de aprobación del Estatut
Discurso de Joan Puigcercós en el debate parlamentario de aprobación del Estatut
Discurso de Josu Erkoreka en el debate parlamentario de aprobación del Estatut
Discurso de Joan Herrera en el debate parlamentario de aprobación del Estatut

El Estatuto salido hoy del Congreso no sufrirá modificación alguna en su tramitación en la Cámara Alta después de que CiU anunciara que no presentará enmiendas ni votará a favor de las que presenten PP y ERC. El referéndum del Estatuto se celebrará previsiblemente el 18 de junio.

Cuando en noviembre el Congreso admitió a trámite el texto que llegó del Parlamento catalán, sólo el PP votó en contra; la reforma recibió 197 apoyos, 146 votos en contra y una abstención.

"Gran huella en la historia"

La votación de hoy ha tenido lugar tras seis horas de debate parlamentario, que ha abierto la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. "El nuevo Estatut dejará una gran huella en la historia y en la democracia española", ha señalado De la Vega. El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha señalado a continuación que el texto "es inconstitucional en todos sus renglones" y supone "el principio del fin del Estado como lo diseñaron los españoles en 1978".

De la Vega ha hecho hincapié en que la reforma estatutaria de Cataluña es buena para esta Comunidad y para España, ha rechazado la dialéctica de la confrontación —"no hay lugar para la añagaza de la quiebra del estado o de la ruptura de España"— y ha garantizado que el nuevo texto, tanto en su letra como en su espíritu, es plenamente conforme a la Constitución, ha sido elaborado conforme a las reglas del juego y con el "más profundo sentido democrático". "El Estatut dejará una gran huella en la historia de España y de Cataluña y en la democracia española", ha sentenciado, porque será "la mejor argamasa para cohesionar nuestro Estado autonómico". Por ello, ha augurado que los partidos que no lo hayan apoyado hoy, pronto "querrán tener el honor de haberlo votado".

"El principio del fin del Estado"

Después de la vicepresidenta, el primero en abrir el turno de los grupos parlamentarios ha sido el líder del PP, Mariano Rajoy, que ha cargado con dureza contra el texto, al que considera "inconstitucional en todos sus renglones", pese a que el presidente del Gobierno aseguró que quedaría "como una patena". A juicio de Rajoy, el nuevo Estatut "no interpreta la Constitución, sino que dice lo contrario que la Constitución y niega su vigencia" en Cataluña y tiene un diseño "elástico y flexible" precisamente para soslayarla sin que se note. Rajoy ha parafraseado al catedrático de Historia del Pensamiento Político Antonio Elorza, quien escribió que el Estatut "crea un Estado dual, una confederación" y ha añadido que es una "confederación mal hecha, de espaldas a los ciudadanos". Todo ello le lleva a afirmar que "estamos ante el principio del fin del Estado como lo diseñaron los españoles en 1978".

También ha cargado contra su redacción, que ha calificado de "embrollo", "ley mal hecha", "indigente", "defectuosa a los ojos de cualquier profesional del Derecho", de "semillero de conflictos jurídicos", que está "impregnada de incertidumbre", lo que hace que sea un texto "diseñado para dar mucha guerra durante mucho tiempo". Por todo ello, tras criticar la ausencia en el principio del "debate más importante de la legislatura" de Zapatero ("no tiene la valentía y la vergüenza torera de estar"), ha pedido de nuevo la retirada del texto y la elaboración de "uno nuevo" y, si esto no es así, ha instado al Gobierno a esperar a que el Tribunal Constitucional "entre en el fondo del asunto".

Mariano Rajoy recibe los aplausos de Acebes y Zaplana tras su intervención en el pleno de aprobación del Estatut.
Mariano Rajoy recibe los aplausos de Acebes y Zaplana tras su intervención en el pleno de aprobación del Estatut.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS