Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro del PP

El PP reivindica la política de Aznar y asegura que nunca será una "oposición sumisa"

El PP ofrece a Zapatero acabar juntos con ETA pero dice que negociar es "moralmente inadmisible"

El secretario general del PP, Ángel Acebes, ha prometido, durante el segundo día de la Convención Nacional, que su partido será "más centrista", aunque sin abandonar los valores de siempre, al tiempo que nunca ejercerá una "oposición sumisa" en el "régimen resultante de la segunda transición" impulsada por el PSOE y sus socios. Por su parte, el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha afirmado que Aznar "no es la política del pasado, sino la política del éxito".

El PP ha tendido además la mano al presidente Zapatero para "juntos" acabar con ETA desde "la ley, la firmeza y la transparencia" de una política que conduzca a su "derrota" y no a la negociación que consideran "moralmente inadmisible". Además, Acebes y Zaplana han cargado contra el Gobierno del PSOE y han reivindicado la visión de José María Aznar como "principal activo para ganar las elecciones". A pesar de que esta convención del partido se presentaba de antemano como una ocasión para renovar el ideario, los discursos de esta mañana han repetido las consignas de los últimos meses. Así, en los principales discursos de la mañana, Acebes ha cargado contra la política del Gobierno socialista y Zaplana ha reivindicado la política de Aznar como fórmula recuperar el poder.

El secretario general del partido ha arrancado su discurso invocando el 11-M para insistir una vez más en que desconoce quién estuvo detrás del atentado y quiénes fueron sus autores materiales. Además, ha vuelto a vincular la victoria del PSOE con la convulsión social de esos días. Su intervención ha sido interrumpida por la llegada del secretario general de la UMP francesa, Nicolas Sarkzoy. Acompañado de Mariano Rajoy y la sintonía del PP, el actual ministro del Interior del país vecino ha ocupado su asiento en primera fila del anfiteatro entre una nube de fotógrafos y militantes.

Poco antes había tomado la palabra el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, que ha alabado la gestión de José María Aznar al frente del Gobierno. "Esa no es la política del pasado, esa es la política del éxito, es la política del cambio positivo, es la política del cambio para mejorar, del cambio que no perjudica la posición de España", ha dicho.

Negociación "inmoral"

Aznar ya fue el protagonista de la sesión de ayer al pronunciar el discurso inaugural en el que negó haber negociado con ETA. En este sentido, el partido ha insistido hoy en rechazar la negociación como fórmula para acaba con el terrorismo. El secretario de Justicia, Ignacio Astarloa ha dicho que el PP se ha comprometido con las víctimas a "no moverse ni un milímetro" y ha exigido al Ejecutivo que "lealtad recíproca y voluntad verdadera para acabar, sin subterfugios, tacticismos, atajos o propaganda, con el terror".

En la propuesta de resolución sobre el ideario del partido se afirma también que "cualquier condescendencia o negociación política" con los terroristas es "moralmente inadmisible" y se recalca que "claudicar ante los terroristas es una inmoral traición a las víctimas".

En este sentido, el ex ministro del Interior y actual portavoz en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, ha llamado a su partido a no apoyar la política antiterrorista del Gobierno sea esta cual sea. "Eso no es centrismo, eso es un suicidio, una estupidez y una inmoralidad que no va a cometer nunca el PP", afirma. Y cree que la del acutal Ejcutvio es "injusta, inútil y perversa" que pretende " la legalización de ETA en las instituciones vascas".