Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas claman "nunca máis" en el tercer aniversario del naufragio del 'Prestige'

La Xunta de Galicia declarará el 13 de noviembre Día de la Dignidad, en recuerdo de los marineros y voluntarios

Miles de personas -más de 10.000 según los organizadores y 7.000 según la policía- han recorrido hoy las calles de Santiago de Compostela para celebrar la "dignidad" de quienes lucharon contra la marea negra de fuel del petrolero Prestige y han gritado que "nunca máis" (nunca más) se repita la tragedia que asoló las costas gallegas hace tres años. Esta marcha ha recordado que, en tercer aniversario de la catástrofe, Galicia sigue bajo el riesgo de que este tipo de accidentes vuelvan a repetirse. Hasta 13.000 barcos con mercancías peligrosas pasan anualmente frente a las costas de la comunidad.

La lluvia no ha impedido el avance de los manifestantes, encabezados por una pancarta que rezaba Mareas negras, Nunca Máis y acompañados de La Prestigiosa, una dorna tradicional gallega, y de una gaviota gigante cubierta de chapapote y con un cartel colgando que decía mierda. "Aquí está, aquí se ve, la dignidad gallega en pié" ha sido una de las proclamas de un recorrido que ha culminado en la plaza de la Quintana, donde el humorista Carlos Blanco ha animado a los presentes y el dirigente de Nunca Máis Rafael Villar ha leído un manifiesto. Villar ha reclamado un "compromiso claro e inequívoco" de las administraciones para superar las secuelas del siniestro y para prevenir de "manera eficaz" una nueva marea negra.

Nunca Máis critica que, tres años después del desastre, aún no se han determinado los puertos refugio ni se han realizado planes de contingencia. El portavoz de la plataforma ha reclamado que la Xunta reconozca el 13 de noviembre como Día de la Dignidad, en recuerdo de los marineros y voluntarios que hicieron frente al fuel, una petición a la que ha dado la bienvenida el líder del BNG y vicepresidente del Ejecutivo autonómico, Anxo Quintana. El político nacionalista ha declarado a los periodistas que en el Consello de la Xunta de la próxima semana se iniciará el expediente de esta declaración y ha avanzado que "mañana mismo" se planteará en la Comisión Mixta de Transferencias que Galicia tenga las competencias de Salvamento Marítimo y de ordenación de sus costas.

Un Gobierno que "no da la espalda"

En declaraciones a la Cadena SER, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, ha afirmado que el principal cambio en estos tres años es que los gallegos tienen un Gobierno que "no da la espalda a la ciudadanía", en contraposición a la "falta de respuesta" del Ejecutivo anterior. Touriño ha señalado que, aunque "hay que seguir avanzando" en medidas para evitar que se repita una situación similar, desde el cambio de Gobierno "hay más recursos y más medios", al tiempo que se ha producido un "avance" en la normativa europea e internacional.

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario socialista, Ismael Rego, ha alabado la respuesta "ejemplar" que dio la ciudadanía tras el accidente, algo que debe ser recordado "durante muchísimo tiempo". "Esta conmemoración debe servir para dejar bien claro que quedan cosas por hacer y muchas cosas para no olvidar, para que no se repitan", ha confesado. Xosé Manuel Beiras, ex portavoz nacional del BNG, ha destacado que el movimiento ciudadano de Nunca Máis aún "está vivo", como se ha constatado en la manifestación, al tiempo que ha hecho hincapié en que la mayor parte de las reivindicaciones que hicieron nacer esta plataforma "aún están sin cumplir".

Tres años después, el Juzgado mixto número 1 de Corcubión sigue instruyendo la causa. Este tribunal ha dictado desde el mes de noviembre del año pasado más de 20 providencias y autos sobre aspectos materiales y formales del proceso que se sigue por delitos contra los recursos naturales y desobediencia. De momento, hay cuatro imputados, entre los que se encuentran el capitán del petrolero, Apostolos Mangouras, y el entonces director general de Marina Mercante, José Luis López Sors.