Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PNV, CiU y BNG vetarán los Presupuestos por falta de inversiones en sus comunidades

Las Cuentas del Estado serán devueltas al Congreso por primera vez si se mantienen los vetos de PP y nacionalistas

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2005 puede ser devuelto por primera vez al Congreso de los Diputados si se mantienen hasta el próximo 9 de diciembre, día del dictamen de la Comisión de Presupuestos, los vetos anunciados hoy por los grupos parlamentarios de PNV, CiU o BNG. Con mantenerse cualquiera de los dos primeros, el PP dispondría de los votos suficientes para hacer prosperar un veto, puesto que los populares están dispuestos a respaldar la petición de devolución de cualquier otro grupo. Éste es el escenario que se vislumbra tras finalizar a las 18.00 horas el plazo de enmiendas a las Cuentas del Estado en la Cámara Alta.

Pasada esta hora, han registrado vetos de totalidad PP, PNV, CiU y BNG -adscrito al Grupo Mixto con un senador-. De esta forma, los vetos, si finalmente se mantienen, pasarán a dictaminarse en la Comisión de Presupuestos el próximo 9 de diciembre. Al votarse por separado y de menor a mayor, el PP estaría dispuesto a respaldar cualquiera de los restantes, lo que significaría que, en primera votación, podrían respaldar la iniciativa del BNG, como ya ocurrió la semana pasada con el proyecto de Ley de Horarios Comerciales. Si al mismo se sumara CiU o PNV, se produciría la mayoría absoluta necesaria para vetar los PGE de 2005 en su dictamen, lo que eliminaría el trámite de enmiendas.

No obstante, esta votación debe ser ratificada después en sesión plenaria, prevista para la semana del 13 al 17 de diciembre. Si cualquier veto vuelve a prosperar en pleno, los PGE serían devueltos al Congreso de los Diputados por primera vez en la historia de la democracia y, aunque la Cámara Baja, donde el PSOE tiene mayoría, puede levantar el veto, se anularía cualquier posibilidad de tramitar más enmiendas. Las iniciativas de veto han sido confirmadas a lo largo de todo el día, empezando por el PP, cuyo portavoz en el Senado, Pío García Escudero, ha afirmado que su grupo parlamentario apoyará los vetos a la totalidad de cualquier partido que los presente recalcando además que, si prospera el rechazo, será el "peor castigo" que sufre un Gobierno en la historia de la democracia española por lo que estaría obligado "moralmente" a retirarlos.

Las razones de los grupos

"Los grupos que vamos a presentar veto de totalidad estamos buscando lo mismo, no estamos conformes con este proyecto de Ley, por lo que el objeto final de todos es la devolución de dicho proyecto de Ley", ha reiterado García Escudero, que, no obstante, ha afirmado que el PSOE y el Gobierno intentarán negociar "hasta última hora" con el PNV, ya que el veto puede prosperar en Comisión pero ser rechazado en el Pleno. Después, el BNG, por boca de su portavoz nacional, Anxo Quintana, ha materializado hoy el aviso que ya plasmó junto a CiU a PNV hace un mes, cuando los PGE aún se tramitaban en el Congreso. Los gallegos aseguran en el texto de su veto que los Presupuestos "no son suficientes" para evitar la divergencia de Galicia, no contemplan actuaciones estratégicas pendientes en esta comunidad y no dan respuesta a los problemas "agudizados por la catástrofe" del Prestige.

En este sentido, el BNG deja claro que las Cuentas no abordan las actuaciones contenidas en el Acuerdo del Parlamento de Galicia respecto a las inversiones en Galicia y "retrasan temporalmente la realización de importantes infraestructuras de acuerdo con el calendario previsto anteriormente". Por su parte, PNV ha decidido pedir la devolución de las Cuentas del Estado al considerar que los objetivos presupuestarios corresponden a aspiraciones y deseos manifestados "que no terminan de plasmarse" en las diferentes secciones y partidas presupuestarias. Además, el PNV explica que, dentro de la inversión territorializada, Euskadi ocupa el puesto número 16 de las inversiones realizadas por el Gobierno, al tiempo que los "grandes proyectos" en infraestructuras e investigación científica siguen "pendientes" desde el Gobierno, "sin manifestar interés por la coordinación, cooperación y la asunción de responsabilidades políticas".

De igual forma, CiU presenta su veto por considerar que el proyecto de Ley es "insensible a los cambios" y también debido a que la "falta de medidas legislativas" durante 2004 convierten a las actuales Cuentas del Estado en "una continuidad" de las del ejercicio anterior. Además, considera que los PGE no contemplan ninguna medida para corregir la falta de financiación de la Sanidad, no abordan ninguna medida para destinar más recursos a Educación y están "vacíos de medidas" para dar respuesta a gastos sociales, al empleo, a la investigación, y a la pequeña y mediana empresa. El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha asegurado: "No tenemos ningún complejo ni angustia por coincidir con el PP".