Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precipitado regreso del príncipe Harry

El hijo de Carlos de Inglaterra es marcha de Argentina semanas antes de lo previsto mientras la prensa revela su agitada vida nocturna y un supuesto intento de secuestro

Buenos Aires / Londres

El viaje del príncipe Enrique (Harry) de Inglaterra a Argentina para practicar el polo se ha visto súbitamente interrumpida sin que las autoridades hayan dado una explicación convincente. Según el diario Clarín, el príncipe ha sido devuelto al redil familiar tras revelarse su agitada vida nocturna. Otras versiones apuntan a que su marcha le ha salvado de un secuestro inminente.

Clarín asegura que el Gobierno de Buenos Aires se había puesto en comunicación con la embajada del Reino Unido para que pusiera fin a las alocadas juergas de Harry, tercero en la sucesión del trono. De acuerdo con esas versiones, el joven se había aficionado a beber y a bailar en varios boliches de la zona. Harry, de 20 años, ya escandalizó a la sociedad británica por su afición al alcohol y al cannabis.

La prensa británica, en cambio, da más crédito a la hipótesis del intento de atentado. The Times dice que una persona alertó al Gobierno argentino sobre una amenaza de secuestro contra el príncipe, por lo que se reforzó la seguridad en torno a la finca de la localidad de Lobos (100 kilómetros al suroeste de Buenos Aires) donde se hospedaba y se decidió el regreso anticipado del joven a Londres. Daily Mail, por su parte titula hoy "Blanco de secuestro, Enrique vuelve a casa.

La explicación oficial, como siempre, es más prosaica. Según un portavoz de Clarence House, residencia oficial del heredero de la corona británica, el príncipe Harry, no regresó a Londres antes de lo previsto sino que "vuelve como estaba planeado en el día que estaba establecido cuando se marchó".