Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar pagó con dinero público a un 'lobby' para conseguir la medalla del Congreso de EE UU

El pago fue de 2 millones de dólares, 275 millones de las antiguas pesetas

El Gobierno de José María Aznar contrató por dos millones de dólares a una conocida empresa de abogados de Washington para promover la imagen del entonces presidente del Gobierno español en EE UU y para lograr las firmas necesarias que requiere la concesión de la medalla de oro del Congreso, según informa la Cadena SER.

El contrato, firmado en secreto tres meses antes de las elecciones y en el que el ex embajador español en EE UU, Javier Rupérez, actuó como representante del Gobierno español, se financió con fondos del Ministerio de Asuntos Exteriores a través de un cauce extraordinario que garantizaba la confidencialidad. Los fondos se desviaron a través de la Secretaría de Estado para Asuntos Exteriores e Iberoamérica.

Contrato supeditado al resultado electoral

El contrato con la empresa de abogados PIPER RUDNICK, al que ha tenido acceso la SER, estableció un pago inicial de 700.000 dólares, correspondientes a los siete primeros meses, y mensualidades de 100.000 en los meses posteriores hasta completar los 2 millones de dólares. El documento no tenía contemplada la relación contractual en caso de que el Gobierno de Aznar perdiera las elecciones.

La cadena SER tiene también el justificante de pago de los 700.000 dólares iniciales, sufragados a través de la Embajada de España en Washington. En el contrato, la empresa de lobby se compromete a "asistir al Gobierno de España en diplomacia pública y comunicación estratégica". Llama la atención que el contrato hable de "reforzar las relaciones con la Casa Blanca" en un momento en el que Aznar presumía de su relación privilegiada con Bush.

Discurso en el Capitolio

Durante el mes de enero, el cometido de la empresa contratada consistió fundamentalmente en fomentar el discurso de Aznar ante una sesión conjunta en el Capitolio y contactar con congresistas y senadores para pedirles su firma en la resolución que propone la concesión de la medalla de oro del Congreso de EE UU al ex presidente del Gobierno.

En las semanas anteriores al discurso de Aznar en el Congreso pronunciado el pasado dos de febrero- la empresa de abogados redactó una carta en nombre del embajador Rupérez "para describir los logros del presidente Aznar durante sus ocho años de presidencia" a los miembros del Congreso. Los abogados también contactaron con los despachos de los congresistas para "rogar la asistencia" al discurso de Aznar. Uno de ellos, J. Boggs, cobra 805 dólares por una reunión rápida en la embajada de

España para discutir el borrador de la carta el 21 de enero; otro abogado, D. Marshall, cobra otros 1.110 dólares el mismo día por valorar el borrador; al día siguiente, J. Pickup, miembro del mismo lobby factura otros 1.087 dólares por revisar la hoja en la que se detallan los "logros" de Aznar.El día 23, un cuarto abogado, I. Sanchez, cobra 672 dólares por una revisión de la carta a la que apenas dedica poco más de una hora de su tiempo.

290 firmas en tres meses

La propuesta para otorgar a Aznar la medalla del Congreso de EE UU, aprobada el 15 de mayo de 2003, no tuvo mucho éxito en un principio y apenas había logrado unas pocas decenas de firmas a finales del pasado año, tanto que su promotor, el congresista Jim Gibbons, tuvo que dirigirse públicamente a la cámara para "urgir" a sus colegas a que apoyasen la propuesta, sin demasiado éxito inmediato. Tres meses después de que la empresa PIPER RUDNICK recibiera los 700.000 dólares del Gobierno español y comenzara su trabajo como "lobby de presión" en el Capitolio, la resolución sobre la medalla de Aznar contaba ya con las 290 firmas necesarias para su tramitación en pleno.Conseguida esta meta, la propuesta apenas registró unos pocos adeptos más. A día de ayer, contaba con 306 firmas, aunque el Senado ni siquiera ha empezado a tramitar su propia propuesta, necesaria para la concesión de la medalla.

Más información