Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MATANZA EN MADRID | Las víctimas

La muerte de una mujer de 45 años en el Ramón y Cajal eleva las víctimas mortales a 201

De los fallecidos, 25 cadáveres siguen sin identificar.- Un total de 219 personas siguen ingresadas, ocho de ellos críticos

Una mujer de 45 años, que se encontraba ingresada en estado crítico en el hospital Ramón y Cajal desde el pasado jueves, ha fallecido a primera hora de la tarde, con lo que la cifra de víctimas mortales tras los atentados de Madrid se eleva a 201 personas, de los que 25 continúan sin identificar. El número de heridos que permanecen ingresados en los hospitales de Madrid es de 219 pacientes, de los que ocho están críticos, según el balance ofrecido por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Con la mujer fallecida hoy, las víctimas mortales tras ingresar en los hospitales después de las explosiones en los trenes de cercanías se eleva a 12. Tras esta muerte, en el Ramón y Cajal permanecen ahora ingresadas cuatro personas heridas en el atentado, una muy grave, y tres graves. Del total de 291 ingresados en los centros hospitalarios madrileños, hay ocho pacientes en estado crítico, 24 personas en estado muy grave, 120 graves, 47 lesionados leves y 20 tienen pronóstico reservado.

Las personas atendidas en los centros sanitarios desde la fecha de los atentados asciende a 1.668, entre hospitales públicos y privados, centros de salud y hospitales de campaña habilitados el día de los atentados. De estos, 972 han sido dados de alta. El mayor número de hospitalizados se encuentra en el hospital Gregorio Marañón (73). El resto se encuentra en el Doce de Octubre (48); en el Central de la Defensa (27); La Princesa (18); Clínico San Carlos (12); Hospital Universitario de Getafe (9); la Fundación Alcorcón (1); Fundación Jiménez Díaz (5); Getafe (9); La Paz (16); Leganés (2); Príncipe de Asturias (3); Puerta de Hierro (1); Ramón y Cajal (4). En el día de ayer estaban ingresados 223 pacientes.

Tramitados 174 certificados de defunción

En cuanto al proceso de indentificación, el consejero de Justicia e Interior, Alfredo Prada, ha informado de que "en torno a 25 cadáveres están pendientes de identificar", aunque se prevé que "en las próximas horas" se produzca un número "importante" de reconocimientos. En estos momentos, la Policía Científica y el Instituto Nacional de Toxicología están cruzando los datos de las pruebas de ADN practicadas, "última línea de identificación posible dado el estado en que se encuentran los cadáveres", por lo que es previsible que en las próximas horas "tengamos identificados en torno a 20 cadáveres".

Mientras tanto, la Institución Ferial de Madrid (Ifema), que se convirtió el jueves en un improvisado tanatorio, ha decidido prorrogar hasta las 15.00 horas de hoy el tiempo para que los familiares de las víctimas puedan recoger las pertenencias personales que quedaron depositadas allí. La llegada de familiares es todavía constante y las escenas de dolor al encontrarse con los objetos personales de sus allegados se suceden en el Pabellón 6, donde fueron trasladados los restos mortales para practicarse las autopsias y proceder a la identificación. Entre los objetos, cuadernos escolares, herramientas de trabajo y los abonos de transporte son los más numerosos. Además del personal de la instalación, equipos médicos, entre ellos numerosos psicólogos, acompañan en todo momento a los familiares para apoyarles en este delicado momento.

Por otro lado, los cuerpos de 17 víctimas mortales abandonarán hoy los tanatorios madrileños de M-30 (13 cadáveres) y Sur (cuatro) con destinos diferentes, según fuentes de estos servicios funerarios. En estos tanatorios quedarán otros 11 cuerpos(siete en el de la M-30 y cuatro en el del Sur), al margen de los que puedan llegar a lo largo del día de hoy si se termina su identificación. La mayoría de estas víctimas es de origen extranjero y el grupo más numeroso es de Rumanía, país al que han sido repatriados esta mañana los restos mortales de 11 personas en dos aviones de la Fuerza Aérea rumana desde la base aérea de Torrejón. Hasta ahora, los servicios funerarios madrileños han tramitado la documentación perteneciente a un total de 174 personas, una parte para ser repatriados a otros países y otros para proceder a su entierro o incineración en España.