Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal y no un jurado popular enjuiciará el asesinato de Rocío Wanninkhof

La jueza de Fuengirola considera que en el caso pudo haber agresión sexual

El caso del asesinato de la joven Rocío Wanninkhof será enjuiciado por un tribunal profesional y no por un jurado popular, según ha decidido la jueza María Jesús del Río, titular del juzgado de instrucción número ocho de Fuengirola. Fue un jurado popular el que decidió la culpabilidad de Dolores Vázquez, aunque el Supremo ordenó repetir el juicio y evidencias halladas posteriormente apuntaron a la culpabilidad del ciudadano británico Tony Alexander King.

Actualmente, en el proceso se encuentran imputados King, su amigo Robert Graham, y Vázquez. La jueza ha adoptado dicha resolución apoyándose en la jurisprudencia del Tribunal Supremo que entiende que en los casos en los que concurren más de un delito si uno de ellos no es competencia del jurado será enjuiciado por un tribunal profesional.

En este caso, la magistrada entiende que, según las propias declaraciones de Tony Alexander King, además del delito de homicidio o asesinato pudo haber una agresión sexual, según han informado fuentes judiciales. Por otra parte, la titular del Juzgado de Instrucción de Fuengirola ha solicitado los antecedentes psicológicos de King y los policiales y penales de este ciudadano británico y su amigo Graham, también imputado en el procedimiento.

La prueba de ADN vinculó el asesinato de Rocío Wanninkhof, cometido en 1999, con el de Sonia Carabantes, hallada muerta en el verano de 2003. Las investigaciones posteriores señalaron a King como presunto autor de ambos crímenes.