Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos jóvenes acusados de sellar con silicona 70 bocas de metro en Barcelona

Ambos protestaban por la detención el pasado junio en Grecia de dos activistas contra la globalización

Un total de 70 bocas del Metro de Barcelona han sido selladas esta madrugada con silicona y clavos. La policía ha arrestado a dos jóvenes como presuntos autores de los hechos. Los dos llevaban silicona en una mochila y lanzaban panfletos contra las detenciones efectuadas en la manifestación antiglobalización de Salónica (Grecia) el pasado junio.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, el 091 recibió una llamada del Centro de Control del Metro a las 3,38 horas de la madrugada en la que alertaba de que 70 bocas de metro habían sido selladas.

Los empleados de TMB han trabajado toda la noche para reabrir los accesos cerrados. A las 5,00 horas sólo quedaban 25 bocas afectadas. A las 6,00 los trabajadores han conseguido abrir el último acceso sellado, concretamente el de la estación de Bogatell.

Dos detenidos

Poco después de la llamada de aviso, agentes de la Policía han logrado localizar a dos jóvenes presuntamente implicados en la acción de protesta, que portaban una mochila con un bote doble de silicona, clavos metálicos partidos por la mitad y panfletos iguales a los que se encontraron alrededor de las 29 estaciones de metro afectadas.

Los panfletos están impresos con las frases "No estamos solos. Las puertas del metro cerradas en solidaridad con los presos de Salónica detenidos en Grecia en la cumbre europea de junio de 2003. Libertad inmediata". Los detenidos en Salónica están en huelga de hambre y fueron detenidos en la Cumbre Europea de Grecia en 2003. Los detenidos no llevaban documentos en el momento del arresto, pero han dicho ser Oriol C.J., de 24 años y con antecedentes, y Marianina T.M., de 18 años.

El acto de protesta ha afectado a estaciones de todo el área metropolitana de Barcelona y de la propia ciudad y desde las 3,40 horas empleados de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) trabajan para permitir el acceso a las estaciones. El sellado de puertas ha afectado al servicio y un número todavía indeterminado de usuarios no ha podido usar el metro esta mañana.