Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes realizan el viaje inaugural del Ave con paradas en Guadalajara, Calatayud y Zaragoza

Bono exige que se abarate el precio de los billetes y que llegue pronto a Barcelona

El viaje oficial de inauguración del tren de Alta Velocidad (AVE) que une Madrid, Zaragoza y Lérida ha salido de la estación de Atocha a las 9.30 horas con dos pasajeros de excepción: los Reyes. El tren ha llegado a su destino, tras hacer paradas en Guadalajara, Calatayud y Zaragoza, a las 13.29 horas, dos minutos antes de lo previsto. Tras este viaje inaugural y uno previo promocional, que se realizó sin incidencias el pasado día 8, el próximo sábado saldrá el primer viaje comercial del AVE con nueve meses de retraso, 147 millones de coste añadido y una fuerte polémica en torno a su seguridad.

Además de cerca de 90 periodistas, han acompañado de Don Juan Carlos y Doña Sofía el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos; el presidente del Senado, Juan José Lucas; el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal; la comisaria europea de transportes, Loyola de Palacio; el presidente de Renfe, Miguel Corsini; y el presidente Ente Gestor de Infraestructura Ferroviaria (GIF), Ramón Escribano.

El alcalde y presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asistido al acto inaugural del viaje del tren, en el que los Reyes han descubierto una placa conmemorativa en la estación de Atocha. A las 9.30 ha partido el convoy, que ha hecho su primera parada en Guadalajara a las 9.57 horas. Allí, los Reyes han sido recibidos por el presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Bono, que ha pedido al Gobierno que abarate los precios del billete del AVE -entre Guadalajara y Madrid cuesta cinco veces más que el billete del tren convencional y sólo se ahorra diez minutos- y que se acelere su llegada a Barcelona, una conexión que redundaría en el interés para Guadalajara. Tras 15 minutos de parada en la capital alcarreña, el AVE ha reanudado su viaje hasta Calatayud, donde ha llegado las 11.05 horas.

Pujol los recibirá en Lleida

El presidente de la Comunidad Autónoma de Aragón, Marcelino Iglesias, el Delegado del Gobierno, Eduardo Ameijide, y el alcalde de la ciudad, Fernando Martín, han dado la bienvenida a los soberanos, que han descubirto, al igual que en el resto de estaciones, una placa conmemorativa. Iglesias y Ameijide se han sumado al pasaje del AVE hasta Zaragoza, donde el tren ha arribado a las 11.52, después de 32 minutos de trayecto. Allí, el alcalde de la capital aragonesa, Juan Alberto Belloch, ha recibido a los Reyes, que han permanecido 45 minutos en Zaragoza para recorrer la nueva estación de Delicias.

Sobre este viaje, Belloch ha indicado que "hoy no es un día" para hablar ni de problemas de tren, ni del precio del billete ni de retrasos sobre la puesta en marcha de la línea, sino de lo positivo de que Zaragoza "dé un paso serio" para aprovechar su posición estratégica en torno a una población de 20 millones de habitantes. De esta ciudad ha salido el tren a las 12.37 para llegar a Lleida a las 13.29 horas, dos minutos antes de lo previsto.

En Lleida, los Reyes, que han sido recibidos por el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y el alcalde de la ciudad, Antoni Siurana. Después, han abandonado el tren y han dado por concluido el acto de inauguración oficial del nuevo ferrocarril.

Los primeros trayectos del AVE Madrid-Lleida, cuya velocidad media inicial será de 175 kilómetros a la hora con una máxima de 200 kilómetros, se realizarán con las unidades que tiene Renfe en la línea de alta velocidad de Madrid a Sevilla, mientras que hasta Barcelona se hará con los trenes Altaria de Talgo que permiten el cambio de ancho. El primer AVE comercial que salga de Madrid el sábado lo hará a las 7.00 horas, llegará a Guadalajara a las 7.27, a Calatayud a las 8.23, a las 8.58 a Zaragoza y una hora más tarde a Lleida.