LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

La Audiencia autorizará la reapertura de 'Egin' si paga la deuda de 8 millones de euros

El juez Garzón ordenó la reapertura del diario en 1999 pero no se pudo llevar a término por el impago de la deuda con la Seguridad Social

La Audiencia Nacional ha ratificado el alzamiento de la suspensión de actividades del grupo Orain, editor del diario Egin, que ya fue decretado por el juez Baltasar Garzón en agosto de 1999. No obstante, y con el objetivo de asegurar la viabilidad de la empresa, el tribunal recuerda a este grupo que dicho alzamiento queda condicionado al pago de las deudas que tiene contraídas y que ascienden a 8.517.928,28 euros.

Más información

En un auto dictado hoy, la Sección Tercera de lo Penal destaca que el impago de las deudas es una circunstancia ajena a la actividad jurisdiccional, "pues si se hubieran realizado oportunamente los pagos de las deudas pendientes del Grupo Orain, la actividad del Grupo podría haber quedado reanudada desde el 1 de octubre de 1999", según decretó en su día Garzón.

Por ello, la Sala rechaza la alegación de las defensas en el sentido de que ha transcurrido el plazo máximo de cinco años desde la intervención cautelar de la editora que fija la ley. "La suspensión de la actividad del Grupo Orain ha tenido lugar sola y exclusivamente desde el 14 de julio de 1998 -cuando se suspendió cautelarmente- hasta el 6 de agosto de 1999, es decir, durante poco menos de 13 meses, tiempo considerablemente inferior al plazo de cinco años establecido en el citado precepto", insiste la Sala.

Mancheta embargada

El tribunal mantiene, no obstante, el embargo sobre los derechos de propiedad intelectual, la mancheta, los activos contables y los activos inmobiliarios de Orain, "ordenándose la prohibición de disponer sobre los mismos".

Para ello, requiere a los representantes de las diferentes entidades que conforman la editora, "para que se abstengan de realizar cualquier acto de disposición, bajo apercibimiento de incurrir en un delito de desobediencia grave a la autoridad judicial". Este grupo empresarial fue intervenido por Garzón por su presunta vinculación al entramado financiero de ETA.

Igualmente, se mantiene la administración judicial sobre todos los bienes del grupo editorial, formado por Orain S.A., Ardantza S.A., Hernani Imtrimategia, Erigane, Publicidad Lema 2000, Egin, y Egin Irratia, "como medio necesario para evitar la dilapidación patrimonial" de las empresas, una medida que no está sujeta a plazo

alguno.

Lo más visto en...

Top 50