Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEMPORAL

Los remolcadores logran alejar al 'Prestige', aunque deja una mancha de más de 20 millas

El buque carga más de 77.000 toneladas de fuel-óleo

El buque Prestige, de bandera de Bahamas, que sufrió ayer una importante vía de agua a causa del temporal en Galicia, ha comenzado a derramar parte de las 77.000 toneladas de fuel, formando una mancha de unas 20 millas de largo por 200 metros de ancho. Mientras, pese a la dificultad de la tarea por el fuerte oleaje, finalmente los remolcadores enviados han conseguido controlar su deriva y están alejando al buque de la costa gallega, según ha informado el Ministerio de Fomento.

Varias embarcaciones han trabajado todo el día para alejar al petrolero de las cercanías de la costa -esta mañana se encontraba sólo a seis millas de tierra- y finalmente, el buque de Salvamento Marítimo Ría de Vigo ha conseguido hacer firme el remolque del barco a primera hora de la tarde, controlando así su deriva. El remolcador se encuentra arrastrando al petrolero mar adentro a una velocidad de cuatro nudos.

El Prestige, de 81.0574 toneladas de peso y más de 200 metros de eslora, ha logrado arrancar su máquina y dispone de propulsión, por lo que puede apoyar así las labores de remolque, aunque inicialmente el capitán del petrolero se ha negado a realizar esta labor, y ha sido preciso que se personase en la zona una fragata de la Armada para que la llevase a cabo.

En cuanto al vertido de crudo, las inspecciones realizadas a lo largo del día muestran una mancha de 200 metros de ancho por unas 20 millas (37 kilómetros) de largo en la dirección en que ha derivado el buque durante la noche.

El Ministerio de Fomento ha concentrado en la zona equipos de lucha contra la contaminación desde diferentes puntos de España, y también se ha activado el Plan de Cooperación con Francia por si acaso fuera necesario, a la vez que se ha solicitado ayuda de barcos especializados y equipos a Francia, Reino Unido y Holanda.

Un buque viejo y en mal estado

El equipo técnico que lleva a cabo la investigación del suceso ha señalado que el casco de la embarcación sufrió una "vía de agua por fatiga", que puede deberse a su antigüedad o al mal mantenimiento del casco. Por esta vía es por la que está derramando el fuel-óleo.

A bordo del buque siniestrado se encuentran tres de sus tripulantes, entre ellos el capitán y el jefe de máquinas, de nacionalidad griega y que no quisieron abandonar la nave, mientras que los otro 24 marineros, de Filipinas y Rumanía, están sanos y han sido trasladados a tierra. Salvamento Marítimo recibió ayer una llamada del petrolero, con bandera de Bahamas y que viaja regularmente entre Riga (Letonia) y Gibraltar, en la que se comunicaba la vía de agua, por lo que, de inmediato, se iniciaron las labores de rescate.