LEGISLACIÓN

El Senado cumple el trámite y aprueba la Ley de Partidos con un 93% de votos a favor

Acebes dice que la Ley de Partidos impedirá a una formación ser un "cobijo de asesinos"

El Senado ha dado su aprobación este martes, con un total de 214 votos a favor y 15 en contra, a la Ley de Partidos impulsada por PP y PSOE. El texto ha contado con el apoyo de los senadores del PP, PSOE, CiU, Coalición Canaria y seis de los siete parlamentarios del PSC presentes en la Cámara Alta.

En contra tan sólo han votado el PNV, IU, Esquerra Republicana de Catalunya, Bloque Nacionalista Galego, Eusko Alkartasuna y el senador de la plataforma pro Pascual Maragall PSC-Ciutadans pel Canvi, Ramón Espasa.

Más información
La Ley de Partidos divide a la Entesa Catalana y al menos cuatro senadores del grupo evitarán votarla hoy
1.300 electos vascos nacionalistas y de IU firman contra la Ley de Partidos
Interior rectifica y aclara que se actuará contra Batasuna cuando vulnere la ley
Mayor Oreja dice que "no hay que tener miedo a la reacción de ETA y su entorno"
Encuesta:: ¿Está a favor de la ilegalización de Batasuna?
Texto:: Dictamen sobre la Ley de Partidos
Texto:: La Ley de Partidos

El texto aprobado ha sido el original, ya que 83 enmiendas parciales fueron rechazadas prácticamente con los mismos apoyos que votaron a favor de la ley. La única enmienda del PSOE, que trataba de la posibilidad de que los ciudadanos de otros paises europeos puedan crear partidos políticos en España, fue retirada.

Puesto que la Ley de Partidos ha sido aprobada sin cambios respecto a la remitida por el Congreso de los Diputados, entrará en vigor, sin necesidad de regresar a la Cámara Baja, en cuanto sea publicada en el Boletín Oficial del Estado en los próximos días.

El ministro de Justicia, Ángel Acebes, ha afirmado en la sesión en el Senado que tras la aprobación de este texto "no podemos ni vamos a permitir que un partido político legal use su sede para ser depósito de armas o cobijo de asesinos".

Por su parte, los portavoces del PP y PSOE, Pío García-Escudero y Joaquín Galán, respectivamente, han descartado rotundamente que con el nuevo texto se pueda ilegalizar un partido "por sus ideas o por los fines que preconiza", ya que sólo se persigue a las formaciones que se constituyen "como parte o instrumento de la violencia y el terrorismo".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS