BARÓMETRO DEL CIS

Los españoles son cada vez más pesimistas sobre la situación económica

La situación económica es buena o muy buena para el 26,6%, nueve puntos menos que octubre

El barómetro de noviembre elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha detectado un brusco aumento del pesimismo de los españoles respecto de la situación económica y política en España.

La proporción de encuestados que considera la situación económica buena o muy buena es del 26,6%, más de 9 puntos menos que en el mes de octubre en que tenían una percepción positiva el 35,9% de los encuestados.

Además, creció el número de españoles que ven la coyuntura económica como mala o muy mala (20,4%), frente al 13,3% que la percibía negativamente en octubre.

Más información
El 'caso Gescartera' sólo castiga a Rato en el sondeo del CIS
El CIS descarta preguntar sobre la sucesión de Aznar o el 'caso Gescartera'
El CIS sitúa al PP 8,3 puntos por delante del PSOE
El PP aumenta en dos décimas su ventaja sobre el PSOE según el último sondeo del CIS

El secretario de Estado de relaciones con las Cortes, Jorge Fernández Díaz, ha restado importancia a este descenso del optimismo respecto de la situación económica y la ha atribuido a la "imagen aparente" de crisis transmitida por los medios de comunicación durante el mes de noviembre, más que a un verdadero empeoramiento de la economía que pueda afectar a los ciudadanos.

Fernández ha destacado que pese a este descenso, hay un 7% más de españoles que ven la situación económica como positiva respecto a los que la juzgan negativa. En este sentido recordó la serie histórica que desde el año 1983 arrojó un diferencial negativo anual en este punto hasta el año 1997, por lo que relativizó la importancia de los datos de noviembre.

Política, terrorismo, paro

En cuanto a la situación política, la percepción positiva ha descendido 5 puntos desde el 28,1% de los que la consideraban buena o muy buena en octubre, al 22,7% que la veían con buenos ojos en noviembre.

De igual modo, ha crecido la proporción de ciudadanos que ven la situación política como mala o muy mala. Si en octubre los españoles pesimistas eran el 17,1, en noviembre eran el 26,2%.

El secretario de Estado entiende que este descenso de la valoración positiva de la situación política es "cíclica" y se viene produciendo periódicamente durante el año 2000 y 2001. De hecho, explicó, descensos de cinco puntos en la percepción optimista se han producido en cuatro ocasiones durante estos dos años.

Además, explicó que a la hora de formar su opinión sobre la coyuntura política, los ciudadanos tiene en cuenta tres variables: la labor del Gobierno, la labor de la oposición y el número y tipo de asuntos de la agenda mensual.

El barómetro correspondiente al mes de noviembre indica que nuevamente el terrorismo (70,9%) y el paro (62%) son los problemas más importantes de España, seguidos a distancia por las drogas y la inseguridad ciudadana que son asuntos destacados para el 15,9% y el 16,1% de los españoles, respectivamente, y de los problemas generados por la inmigración para el 10% de los encuestados.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS