PAÍS VASCO

Redondo niega que su dimisión haya sido "una decisión táctica"

El ya ex secretario general del PSE-EE asegura que la medida ha sido "muy dolorosa" y no desvela si se presentará a la reelección

El ya ex secretario general del PSE-EE, Nicolás Redondo Terreros, ha puesto hoy fecha al comienzo de la crisis en su partido que culminó ayer con su dimisión: el 13 de mayo, jornada electoral en el País Vasco. Según Redondo aquel día, en el que los socialistas perdieron un escaño y los constitucionalistas fracasaron en su intento de desalojar al PNV de Ajuria Enea, su liderazgo comenzó a resquebrajarse.

Más información

"Se había abierto una crisis profunda en el PSE, había posiciones diferentes y poca capacidad de síntesis", ha señalado hoy en una rueda de prensa ofrecida en Bilbao. Así que, según él "la mejor forma de remediar esos problemas era ir a un congreso, a cara descubierta, diciendo cada uno lo que siente o lo que piensa".

Además, el ex secretario de los socialistas vascos ha asegurado que sólo ha tenido tiempo para tomar la decisión de presentar la dimisión como secretario general de su partido, por lo que aún no ha decidido si se presentará o no como candidato a la reelección.

Según Redondo, su dimisión ha sido la decisión "más difícil y complicada" que ha tomado en su vida política, más incluso que cuando decidió la salida de su partido del Gobierno vasco. Por ello, ha pedido "que nadie piense que es una decisión táctica", porque lo único que persigue es "permitir un debate en el PSE-EE sin límites y con responsabilidad".

Ciudadano ante todo

Tras recordar que durante la pasada campaña electoral ya dijo que "por encima de las siglas están las ideas" y que "no nos jugábamos sólo unos resultados electorales sino que nos estábamos jugando en la sociedad vasca principios democráticos para la libertad y la convivencia", ha afirmado: "Antes que militante socialista soy ciudadano y voy a defender en este país mis ideas en el partido como militante, pero también teniendo en cuenta que estoy en una sociedad que vive sin libertad y con miedo".

A su juicio, "una de las ideas básicas para que este país pierda el miedo y recobre la libertad es un protagonismo claro y contundente del PSE-EE". "Creo", ha añadido, "que tenemos que jugar un papel extraordinariamente importante los socialistas vascos y tenemos que defender el proyecto constitucional y estatutario".

Así, se ha mostrado seguro de que "merece la pena dejar claro que uno apoya la Constitución y el Estatuto de Autonomía", ha manifestado que sus ganas de debate "son sobre la izquierda y la derecha" y ha insistido en que "primero hay que defender la libertad para luego defender los proyectos políticos".

Redondo, que ha pedido disculpas por "los errores que haya podido cometer", entre ellos el de prolongar en el tiempo el debate de su documento político por considerar era bueno el tiempo para tranquilizar al Partido, ha asegurado que en el PEE pueden "convivir personas que sentimos y pensamos diferente".

Para el hasta ahora líder de los socialistas vascos, todos los partidos políticos están, en estos momentos, "en una encrucijada y lo que tienen que hacer es ser claros y definir sus proyectos". Ha aclarado que él no quiere moderar a nadie, sino que quiere ser "la alternativa que necesita el País Vasco en este momento".

EFE

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50