Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MANIFESTACIÓN

Unas 200.000 personas celebran el Día Internacional del Orgullo Gay en Madrid

Varios centenares de violentos frustran la celebración en Serbia

Madrid, Belgrado, Viena

En Madrid, y bajo el lema Igualdad ya. Matrimonio ya, este colectivo formulaba una reivindicación respaldada por la proposición de Ley presentada el pasado mes de abril ante el Parlamento por IU, PSOE, Iniciativa por Los Verdes, EA y BNG. Para Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, el derecho al matrimonio civil entre gays y a la educación sexual, entre otros derechos, son "básicos en una sociedad avanzada".

Los datos de los participantes oscilan entre los 150.000, según la policía, y los 200.000 según el presidente de la Federación Estatal de Gays y Lesbianas, Pedro Zerolo. Zerolo explicó que la participación "ha sido enorme este año" ya que "la manifestación se desbordó nada más iniciar su recorrido desde la puerta de Alcalá" y a su llegada a la Puerta del Sol eran más de 200.000 los manifestantes.

Los colores del arco iris, símbolo internacional del Orgullo Gay, predominaron en esta concentración, alegre y carnavalesca, en la que se vieron disfraces de lo más variado. Una veintena de carrozas alegóricas animaron la manifestación a la que también se sumaron organizaciones de gays y lesbianas de Asturias, la Rioja, Cádiz, Cantabria, Vigo, Toledo y Málaga, entre otros.

La canción A quién le importa de Alaska, lema de los gays españoles, compartió protagonismo con lemas como El mundo no es de color de rosa, No esperes otro siglo más y Matrimonio Ya.

Zerolo encabezada la manifestación junto a la máxima responsable del PSOE de asuntos sociales, Leire Pajín, el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares y el presidente del Movimiento contra la intolerancia, Esteban Ibarra. Algunos agentes de la policía estimaban que el número de manifestantes era similar o superior al del año pasado, en el que se contabilizaron cerca de 100.000 personas.

Otros puntos de Europa

"¡Tirad abajo las fronteras! ¡Exigid la madurez en Europa!". Éste fue el lema del desfile, en Viena, donde unas 250.000 personas participaron en la marcha que convirtió el centro de la ciudad en una ruidosa y exótica fiesta con la que se clausuró el mes europeo del orgullo gay (Europride 2001).

Ha sido la sexta vez que se cierra al tráfico con ocasión de la marcha contra la discriminación de los homosexuales la gran avenida circular Ring (anillo) que rodea el casco viejo de la capital austriaca y es famosa por algunos de sus edificios, como la Ópera de Viena, el Burgtheater, los grandes museos y el Parlamento.

Este año, el desfile contó además con la participación de un centenar de grupos de lesbianas, homosexuales y transexuales de otros 13 países, que viajaron a Austria para participar en el festival Europride, que ofreció numerosas actividades durante todo el mes de junio.

Bajo un sol radiante y con temperaturas de 30 grados, esta vez los atuendos, si bien exóticos y de fuerte colorido, fueron en general más bien reducidos y se han limitado a cubrir sólo algunas partes del cuerpo. Centenares de curiosos y turistas contemplaron el espectáculo de los participantes subidos a decenas de camiones, autobuses y tractores que, adornados con banderillas, circulaban en sentido contrario para mostrar que son "del otro lado".

"Los derechos por los que luchamos deben ser respetados en todas partes", dijeron los organizadores al pedir la abolición de leyes discriminatorias, como la disposición austriaca que no permite el contacto sexual entre hombres menores de 18 años, mientras la relación heterosexual es legal a partir de los 16 años.

Los manifestantes fueron apoyados por el presidente de Parlamento Austriaco, quien, con motivo del acto de clausura de Europride 2001, exigió la anulación de la citada ley, que ha dicho que correspondería a "la Edad Media".

La caravana de manifestantes concluía su marcha en la Plaza de los Héroes, donde hasta entrada la noche ha seguido la fiesta con discursos de varios políticos y artistas, antes de trasladarse al flamante "Barrio de los Museos", el mayor complejo museístico de Europa cuya inauguración de tres días concluyó también anoche.

Violentos incidentes

No obstante, el día no ha transcurrido de la misma manera en otros lugares de Europa. Varios centenares de violentos frustraron la primera celebración de este día en Serbia y que iba a transcurrir en la céntrica Plaza de la República de Belgrado.

Media hora antes del inicio de la concentración homosexual, el grupo de agresores, que al parecer eran hinchas radicales de equipos de fútbol belgradenses, se lanzaron contra los homosexuales que ya se encontraban en la plaza.

Los agresores, que vestían de negro, golpearon a algunos de los presentes mientras gritaban amenazas e insultos a los homosexuales, por lo que estos tuvieron que dispersarse por las calles adyacentes. La policía logró disolver poco después al grupo de violentos que coreaban consignas sexistas y nacionalistas como ¡no queremos gays en Serbia! y ¡viva el reino de Serbia!.

El jefe de la Policía de Belgrado, Bosko Buha, informó de que habían sido arrestadas varias decenas de personas y de que varios agentes habían resultado heridos al ser alcanzados por las piedras lanzadas. Fuentes hospitalarias citadas por la emisora, informaron de que hay al menos dos civiles y seis policías heridos.