_
_
_
_

El dilema de la Formación Profesional: aumentan los alumnos, pero persiste la brecha de género

Las mujeres tienen una presencia menor que la de los hombres en la FP, aunque son mayoría entre los estudiantes que se decantan por estudiar en una modalidad ‘online’

Alumnos de FP de Euskadi trabajar en los coches participantes en el Campeonato Euskelec de vehículos eléctricos.
Alumnos de FP de Euskadi trabajar en los coches participantes en el Campeonato Euskelec de vehículos eléctricos.DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN (DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN)
Nacho Meneses

La FP goza de buena salud: impulsada por una nueva ley que potenciará significativamente su carácter dual, continúa aumentando el número de matrículas, y la demanda se sitúa muy por encima de la oferta de plazas existentes en el sistema público. En los últimos cinco años, el alumnado de la Formación Profesional se ha incrementado, de media, en un 29,8 %, mientras que en su modalidad online lo ha hecho en un 157 % en el mismo periodo, hasta representar a casi uno de cada cuatro alumnos (23,6 %) en el curso 2021-22, según datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional. Y, sin embargo, los datos también muestran un aspecto más preocupante: la brecha de género no solo existe, sino que sigue agrandándose.

Un crecimiento, el de la Formación Profesional, que se explica por varios factores: “Se trata de estudios que destacan principalmente por ser prácticos y flexibles, y ponen en contacto al alumnado con el tejido empresarial. Además, desde la orientación académica y profesional que se ofrece en la ESO se le va otorgando una mayor importancia a la FP”, afirma Josep Lluís Segú, director general de Educaweb y director del Observatorio Educaedu de la Formación.

No obstante, añade Segú, algunos desafíos persisten, porque, más allá de la brecha de género, “la FP continúa arrastrando un estigma de segunda opción, y queda mucho camino para equipararla en prestigio a la formación universitaria”. Una percepción, eso sí, mucho más ligada a la FP de Grado Medio que a la de Grado Superior, que goza de mayor reconocimiento. Un reciente estudio sobre la precepción de la Formación Profesional de madres y padres, realizado por CaixaBank Dualiza, lo corrobora: el 77 % de las familias creen que en España hay prejuicios contra la FP, si bien únicamente el 23 % reconoce tenerlos.

Las ideas preconcebidas también fallan cuando de inserción laboral se trata: “Solo dos de cada 10 familias desean que sus hijos cursen FP, y seis de cada 10 piensa que los universitarios tienen más oportunidades de empleo. Pero, en la práctica, la inserción laboral durante los años inmediatamente posteriores a la titulación es superior en los alumnos de FP que en los graduados universitarios”, recuerda Segú. Según un reciente análisis elaborado por el Centro de Conocimiento e Innovación de CaixaBank Dualiza, en colaboración con Orkestra Instituto Vasco de Competitividad, el 57 % de los titulados de grados superiores de FP dual consiguen empleo al año de terminar sus estudios (frente al 42 % de la no dual).

Una brecha de género persistente

Las mujeres siguen siendo minoría dentro de esta opción educativa, aunque esta disparidad se observa sobre todo en la FP Básica, donde representan el 29,5 % del total. En las de Grado Medio y Superior, las cifras se acercan mucho más: un 45,1 % de mujeres en la primera y un 48,9 % en la segunda, según las estadísticas que ofrece el propio Ministerio. Dentro de la FP online, sin embargo, la tendencia es la opuesta, siendo ellas un 65,7 % del alumnado en las titulaciones de Grado Medio, y un 61,7 % en las de Superior.

Al igual que sucede con determinados estudios universitarios, el sesgo de género es mucho más evidente al analizar distintas familias formativas, como sucede en los ciclos del ámbito de las nuevas tecnologías e industria. En Informática y Telecomunicaciones, por ejemplo, ellas solo representan el 7,9 % del Grado Medio y el 14,3 % del Superior (mientras que, en el curso 2003-2004, rondaban el 24 % en ambos). Y en Instalación y Mantenimiento o Electricidad y Electrónica, apenas constituyen el 2,3 % de los alumnos matriculados en Grado Medio y el 4,5 % del Superior. En cambio, en los grados vinculados a la salud y los cuidados, la presencia femenina aumenta y, en algunos casos, con mayorías abrumadoras: en los ciclos de Sanidad, tres de cada cuatro alumnos son mujeres, tanto para el ciclo medio como para el superior.

Una brecha que puede explicarse, en gran medida, por los estereotipos de género adquiridos. “Algunas mujeres no eligen determinados estudios porque creen que se les tachará de poco femeninas, y al revés, algunos hombres descartan determinadas profesiones por percibirlas como poco masculinas”, sostiene Segú. Conceptos erróneos que, según un estudio publicado en la revista Science, se manifiestan desde edades tempranas: a partir de los seis años, las chicas son menos propensas a asociar la inteligencia y la genialidad a su género, y tienden a evitar actividades que requieren ser brillantes. “Los estereotipos de género son condicionantes muy importantes al elegir unos estudios. Por eso, el trabajo de los orientadores, los educadores y las familias es contribuir a que los jóvenes tomen sus decisiones de proyecto de vida profesional basándose en sus intereses y capacidades con la mayor libertad”, reflexiona el director del Observatorio Educaedu.

Grados formativos de FP buscados de forma mayoritaria por cada género, según el Observatorio Educaedu de Formación.
Grados formativos de FP buscados de forma mayoritaria por cada género, según el Observatorio Educaedu de Formación.Educaedu

Para ello, reclama Segú, es necesario que la orientación académica y profesional se inicie en etapas más tempranas del itinerario formativo de los alumnos, como es la Educación Primaria. Pero también se puede luchar contra los estereotipos “dando visibilidad a los logros de las tituladas de FP en las familias donde la presencia de mujeres es muy inferior a la de los hombres; u ofreciendo incentivos como becas y ayudas para favorecer que más mujeres jóvenes elijan la FP”. Las desigualdades entre sexos afectan no solo a la elección de estudios, sino que alcanzan “a su acceso al empleo, la promoción laboral, la remuneración y otros aspectos relacionados con la vida profesional”, según se recoge en el estudio de Educaedu.

En España (y según se recoge en el Observatorio Educaedu de la Formación), la perspectiva de género en la FP se ha ido incorporando gradualmente en los últimos años, gracias al desarrollo de programas específicos para promover la igualdad de sexos en la formación y a la implantación de medidas para eliminar los estereotipos anteriormente mencionados.

Las titulaciones de FP más demandadas

Aunque del análisis llevado a cabo dentro del observatorio (entre las búsquedas realizadas por los usuarios del grupo Educaedu), se aprecia una preferencia por la formación presencial, esta tendencia varía según el tipo de estudios: así, por ejemplo, en los másteres, la mayoría de las búsquedas se decantaban por programas online (desde el cuarto trimestre de 2021 y a lo largo de 2022). En cursos no reglados la mayoría opta por la presencialidad y, en los grados universitarios, el interés parece poco a poco volver también hacia la presencialidad, tras dos años de fluctuaciones.

Entre las ventajas de la formación a distancia (y, dentro de ella, la FP online), los expertos señalan una mayor flexibilidad que permite a los estudiantes poder conciliar mejor el estudio con su vida personal e incluso profesional, si ya están trabajando. Pero también el hecho de que “cualquier alumno, resida donde resida, puede acceder entre la amplísima oferta de titulaciones de FP disponibles, sin estar condicionado por la ofera de grados disponible en los centros próximos a su domicilio”, señala Segú. En cualquier caso, conviene tener en cuenta que los estudios de esta modalidad requieren de un mayor nivel de compromiso y resiliencia por parte del estudiantado, “ya que no tendrán el apoyo presencial permanente de los profesores ni el soporte emocional que representa formar parte de un grupo clase”, añade. Por eso, si se quiere cursar un ciclo formativo online, conviene tener estos factores presentes a la hora de elegir un centro:

Dentro de los ciclos de FP presenciales, los más buscados son los de técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería y en Farmacia y Parafarmacia; técnicos superiores en Marketing y Publicidad y en Educación Infantil; técnico en Instalaciones Eléctricas y Automáticas y técnico superior en Integración Social. En la FP online destacan los ciclos de Cuidados Auxiliares de Enfermería y de Farmacia y Parafarmacia; técnico superior en Educación Infantil; técnico superior en Desarrollo de Aplicaciones Web y técnico en Gestión Administrativa.

FORMACIÓN EL PAÍS en Twitter y Facebook

Suscríbase a la newsletter de Formación de EL PAÍS

Sobre la firma

Nacho Meneses
Coordinador y redactor del canal de Formación de EL PAÍS, está especializado en educación y tendencias profesionales, además de colaborar en Mamas & Papas, donde escribe de educación, salud y crianza. Es licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Valladolid y Máster de Periodismo UAM / EL PAÍS

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_