_
_
_
_
_

Zeleros, el ‘hyperloop español’, despide a casi la mitad de su plantilla

La ‘start-up’ dejará aparcada su cápsula supersónica para centrarse en proyectos de movilidad eléctrica para “clientes reales”

Zeleros
Maqueta a escala real del 'hyperloop' de la marca Zeleros.
Ramón Muñoz

Zeleros Global, la empresa tecnológica española que diseña una cápsula de transporte superrápida por levitación magnética inspirada por el hyperloop de Elon Musk, pasa por serios problemas de liquidez por la falta de financiación privada. La start-up (compañía emergente) ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para casi la mitad de la plantilla: 26 de los 58 trabajadores, casi todos ellos ingenieros. Además, aparcará su producto estrella para centrarse en “el mercado de la movilidad eléctrica y conectada, con productos y clientes reales”, según ha anunciado este lunes la empresa.

En esta nueva etapa, Zeleros impulsará la creación de “proyectos piloto que permitan poner en valor todo el conocimiento generado, integrando estas tecnologías ya validadas y acelerando el camino a mercado de este producto”.

Fundada hace siete años por un grupo de estudiantes de la Universidad Politécnica de Valencia (David Pistoni, Daniel Orient y Juan Vicen), saltó a la fama por ser una de las siete empresas en el mundo que están desarrollando el proyecto futurista de hyperloop, cápsulas autónomas que se mueven gracias a sistemas de levitación magnética dentro de una red de tubos a baja presión, y que pueden alcanzar velocidades de 1.000 kilómetros por hora con un reducido consumo energético.

La compañía ha definido el ERE como “un paso necesario para acelerar la llegada al mercado de sus productos y servicios orientados a la movilidad eléctrica y conectada, y garantizar la sostenibilidad a largo plazo”. “Estamos convencidos de que la reorientación estratégica permitirá a Zeleros seguir consolidándose como compañía tecnológica de referencia en el corto y largo plazo”, asegura David Pistoni, consejero delegado y cofundador. Añade que el ERE supone “uno de los momentos más duros de la compañía desde su fundación, dando salida a grandes compañeros y profesionales de primer nivel, en diferentes áreas tecnológicas y de negocio”.

La empresa valenciana ha levantado 15 millones de euros de inversión gracias, entre otros inversores, a Juan Roig (a través de su sociedad Angels), Acciona, Aldebaran, CAF o Elewit (Red Eléctrica Española). También ha recibido fondos de organismos públicos como el CDTi o el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF). Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha anunció a comienzos de 2023 la construcción de un centro de ensayos de la tecnología de levitación magnética, que iba a contar con 50 millones de euros de financiación. Pero aún no se ha concretado dicha inversión.

Aunque este proyecto de transporte ha recibido mucha atención mediática, lo cierto es que hasta el momento solo se ha podido ver una maqueta del hyperloop de Zeleros en el Pabellón de España de la Exposición Universal de Dubái, sin ninguna aplicación práctica. Y es que, además del tren, el proyecto requeriría además una compleja y costosa infraestructura de tubos al vacío. La británica Virgin, que desarrolla un producto similar, ha paralizado el centro de pruebas que proyectaba en Málaga.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Ramón Muñoz
Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_