_
_
_
_
_

Trabajo hace malabares para subir el salario mínimo con acuerdo de patronal y sindicatos

El ministerio asegura que el SMI ya equivale al 60% del salario medio y a partir de ahora el alza estará entre el 3,6% y el entorno del 5% marcado este lunes por Unai Sordo

Yolanda Díaz, saluda al líder de CC OO, Unai Sordo (a la derecha), durante la toma posesión de su cartera como vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, el 21 de noviembre. A la izquierda, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE.
Yolanda Díaz, saluda al líder de CC OO, Unai Sordo (a la derecha), durante la toma posesión de su cartera como vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, el 21 de noviembre. A la izquierda, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE.Juan Carlos Hidalgo (EFE)

La patronal y los sindicatos están cercanos a un acuerdo para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2024, según aseguran fuentes del Ministerio de Trabajo, que están haciendo malabares para hacer coincidir los intereses de los empresarios y las principales centrales sindicales CC OO y UGT. En la reunión mantenida la pasada semana entre estas tres partes para fijar un porcentaje de subida del SMI, los negociadores ya se movían en la línea del 4%, si bien aún deben afinar esta cifra de aquí al próximo lunes, fecha en la que podría estar listo un acuerdo.

Esta negociación parte, según Trabajo, del hecho de que el salario mínimo actual (1.080 euros al mes en 14 pagas) ya equivale exactamente al 60% del salario medio en España, por lo que, a partir de ahora, esta renta debería subir lo mismo que los salarios pactados en los convenios colectivos para mantener dicha equivalencia, tal y como exige la Carta Social Europea y viene recogido en el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Sumar. Sin embargo, no es tan sencillo. Trabajo espera que los sueldos acordados en la negociación colectiva terminen el año subiendo alrededor del 3,6%, por lo que si esta fuera la subida del SMI para el año próximo, los beneficiarios de esta renta perderían poder adquisitivo, porque según el promedio de inflación anual calculado para subir las pensiones los precios subieron un 3,8%.

Por tanto, podría decirse que el suelo de esta negociación se situaría entre los citados 3,6% y 3,8%, ya que el acuerdo de Gobierno de coalición también exige que, además de equivaler al 60% del salario medio español, la subida que se aplique garantice que no se pierde poder adquisitivo. Pero a este planteamiento hay que añadir un tercer elemento, no menos importante, para completar el sudoku: que el porcentaje de subida encaje tanto a sindicatos como a empresarios para sellar un pacto, una prioridad absoluta del departamento de Díaz.

Fuentes de Trabajo han insistido este lunes en que priman la consecución de un acuerdo, por lo que no van a imponer una cifra. El porcentaje final deberá cumplir, por tanto, los parámetros citados de mantener la equivalencia del 60% del salario medio y no perder poder adquisitivo. La parte más difícil será poner de acuerdo a los empresarios, que se adelantaron en esta negociación proponiendo una subida del 3% y los sindicatos, que empezaron reclamando del orden de un 10% (que es lo que suben los alimentos en la cesta de la compra) y este lunes el secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha rebajado al 5%. Se mantiene la incógnita de si UGT se sumará a esta rebaja, ya que mantiene sus propios cálculos de lo que representa el 60% del salario mínimo en unos 1.200 euros, para lo que habría que subir el SMI cerca de un 12% el próximo año.

Sin embargo, en Trabajo han explicado este lunes que la fijación del salario medio acordada por el grupo de expertos que desde 2021 establece cómo debe de evolucionar esta renta toma como referencia la Encuesta de Estructura Salarial (cuyos últimos datos corresponden a 2022), según la cual la cuantía del sueldo medio en España es de 30.607 euros anuales en 14 pagas. Esto establece el sueldo bruto mensual en 2.186 euros en 14 pagas que, una vez descontados 505 euros de cotizaciones y un IRPF medio del 17%, se queda en 1.681 euros al mes netos. El 60% de esta cuantía serían 1.008 euros, a los que hay que sumar 72 euros, porque los perceptores del salario mínimo prácticamente no tributan por IRPF. Esta cuenta situó en 2023 el SMI en los actuales 1.080 euros en 14 pagas.

La clave será ahora conciliar la disposición patronal a subir el SMI más del 3%. Fuentes de la negociación aseguran que el margen de maniobra lo da el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) —que fija una subida salarial en el sector privado del 3% y hasta un 1% si la inflación supera lo pactado inicialmente, esto sería hasta un 4%—, mientras que los sindicatos se aproximan más a la evolución de la inflación subyacente, que en noviembre se situó en el 4,5%. En este juego de malabares también hay que tener en cuenta que todo lo que sea subir el SMI por encima de lo que suban los sueldos en convenio sería superar el 60% del salario medio, algo a lo que el Gobierno está también dispuesto si así suman a los sindicatos al acuerdo. En cualquier caso y según todos estos elementos, el pacto es cuestión de décimas.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Raquel Pascual Cortés
Es periodista de la sección de Economía, especializada en información sobre empleo, Seguridad Social, pensiones y relaciones laborales. Licenciada en C.C. de la Información por la U. Complutense, empezó a trabajar en Cinco Días en 2000 y antes pasó por las secciones de política y economía de la agencia Europa Press y por el diario Soria 7 Días.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_